Ya no hay que recurrir a las películas de ciencia ficción para ver a un coche volar. Solo hay que darse una vuelta por las instalaciones de la startup eslovaca AeroMobil para constatar que uno de los inventos que más se ha hecho esperar, es una realidad. El coche que vuela se llama AeroMobil 3.0 […]

Ir al artículo: El coche que vuela… existe »