Debido al impulso de Google y de algunas compañías de la industria automovilística, diversas administraciones públicas de los Estados Unidos –concretamente los estados de California, Florida, Michigan y Nevada- han promulgado varias leyes que permiten a los coches autónomos, o coches sin conductor, circular por sus calles. Google, Baidu y otras empresas implicadas en el desarrollo de vehículos autónomos siguen en periodo de investigación y pruebas, pero según varios expertos del mundo del motor -y siempre que se cumplan las previsiones- 2020 será el año en el que veremos en el mercado el primer coche sin volante y sin pedales, es decir, el primer coche completamente autónomo para uso privado.

Sixt y otras empresas relacionadas con la movilidad y el transporte por carretera aguardan con especial interés la próxima revolución de la industria automovilística, ya que puede que la conducción autónoma no solo cambie nuestra manera de viajar en coche, sino que cambie para siempre nuestra relación con los automóviles.

El coche sin conductor del gigante de Mountain View

El Google Self-Driving Car, o coche autónomo de Google, es un proyecto de la empresa californiana que tiene como principal objetivo el desarrollo y la fabricación de un automóvil que sea capaz de circular por la calle sin intervención humana. Este proyecto es liderado por Sebastian Thrun –ingeniero alemán que también lideró el diseño del vehículo autónomo Stanley, el cual ganó en 2005 el DARPA Grand Challenge- y el prototipo actual cuenta con un sistema LIDAR que le permite generar un mapa 3D de su entorno y combinarlo con un mapa de alta resolución y precisión milimétrica de la zona para conducir de forma segura.

En la primera fase del proyecto, el equipo de pruebas del Google utilizó seis Toyota Prius, tres Lexus RX450h y un Audi TT modificados para circular por ciudad hasta completar más de 1 millón de km circulados. Google presentó en mayo de 2014 su último prototipo -desarrollado íntegramente por la firma de Mountain View- y, a diferencia de los modelos utilizados anteriormente, este vehículo no tiene ni volante, ni freno, ni acelerador.

Con el objetivo de cumplir con las previsiones de Chris Urmson, director del proyecto, Google tiene previsto probar su flota de 150 coches autónomos en las calles de California a lo largo de 2015. Además de esperar a ver el lanzamiento del coche –entre 2017 y 2020-, tendremos que ver como evolucionan las leyes de muchos países, ya que actualmente los códigos de circulación no cubren la posibilidad de que un vehículo circule por la calle sin conductor.

El vehículo sin conductor de Baidu, el coche autónomo del “Google chino”

Baidu, el motor de búsquedas más importante de China, no se ha quedado atrás y, al igual que otros gigantes de la industria tecnológica –Google, Apple, etc.-, está desarrollando su propio vehículo autónomo. En este caso, Baidu firmó un acuerdo de colaboración con BMW en 2014 y ambas empresas tienen previsto realizar varias pruebas en Pekín y Shanghái durante los próximos años. Los modelos autónomos de BMW han superado con éxito numerosos tests en Alemania, pero por motivos tecnológicos –estos prototipos no cuentan con mapas de alta resolución de la zona por la que deben circular, ni con capacidad para almacenar mapas detallados de todo un país-, BMW llegó a un acuerdo con el gigante de internet chino.

Además de ser el principal motor de búsqueda de China –56,3 por ciento de cuota de mercado (2014)-, Baidu cuenta, entre otros, con servicios de nube y mapas. Según la agencia de noticias Bloomberg, Baidu presentará su coche autónomo a finales de 2015. Aunque todavía faltan muchos detalles por conocer, la carrera por presentar al primer coche autónomo de serie ha comenzado y Google y Baidu, junto a varios fabricantes tradicionales de coches –Audi, Mercedes-Benz y BMW, entre otros-, van a la cabeza.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 5.0/5 (3 votes cast)
Los coches autónomos de Google y Baidu, 5.0 out of 5 based on 3 ratings