Sonda Curiosity - Sixt rent a car

La misión espacial Mars Science Laboratory ha cumplido con éxito una de las fases de su ambiciosa misión: llegar a Marte. El vehículo conocido como Curiosity tocó suelo marciano el pasado 6 de agosto. Es decir, en estos momentos, un coche del tamaño de un Mini Cooper, da vueltas por el planeta rojo. La maniobra de aterrizaje fue sencillamente espectacular, toda una lección de ingeniería mecánica.

Pese al éxito de la misión, esta vez nadie pudo decir la célebre frase de ‘un pequeño paso para el hombre’, porque la nave viajaba sin pilotos. Este portento de la mecánica espacial, es un vehículo explorador tipo rover, tres veces más pesado y dos veces más grande que los modelos utilizados en la misión Mars Exporation Rover, que llegaron a Marte en el año 2004.

Si usted es un aficionado a los automóviles, querrá saber algunos detalles sobre este “coche”, el único que en estos momentos recorre las pseudocarreteras marcianas. El Curiosity pesa 900 kilogramos, entre los que se incluyen 80 kg de instrumentos y equipo científico. Mide 2,7 metros de largo y está construido para sortear obstáculos de 75 cm. Pese a que la velocidad promedio será de 30 metros/hora, puede alcanzar una velocidad máxima de 90 metros por hora. Según los cálculos de la NASA, el Curiosity recorrerá cerca de 20 kilómetros durante dos años terrestres.

La misión del vehículo es determinar si existió vida alguna vez en Marte. Por otro lado, deberá analizar su geología, clima y prepararse para una futura exploración humana en el planeta rojo. En ese momento, los astronautas podrán conducir, por primera vez, un vehículo en un planeta que no sea el nuestro. Un planeta sin carreteras… ni atascos.

 

 

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 5.0/5 (2 votes cast)
El Curiosity: primer vehículo que aparca en Marte, 5.0 out of 5 based on 2 ratings

Términos de búsqueda: