La compra de un nuevo coche puede ser en algunos casos un dolor de cabeza para los usuarios, pues requiere de mucha investigación para tomar la mejor decisión. La gran cantidad de modelos y marcas en el mercado no deberían ser un obstáculo en la compra, todo lo contrario, eso permite un abanico de precios y prestaciones mayor y así es más probable encontrar el coche que se adapte mejor a las necesidades del comprador. Una tendencia que se puede apreciar en los últimos años es recurrir a la importación de coches de Bélgica o coches de Alemania. Quienes se inclinan por esta opción acceden a vehículos de ocasión con características más difíciles de encontrar en España, además de comparar coches de marcas reconocidas a nivel mundial por su calidad, como Porsche, Audi, BMW, o Mercedes.

Coches de BélgicaPara comenzar con el proceso de importación de coches de Bélgica se necesita revisar cuidadosamente en sitios de internet de concesionarios la oferta de vehículos ofrecidos en ese país. Con el fin de facilitar esta búsqueda se recomienda eliminar todo resultado que no esté relacionado con las características técnicas que se buscan en el coche a comprar, como el tipo de tapizado, carrocería, equipo interno y otros accesorios. No se recomienda filtrar la búsqueda sólo a avisos que contengan fotografías ilustrativas del coche, debido a que no es un recurso muy fiable y es en la revisión presencial donde se puede ver cada detalle técnico. Luego que se tiene una lista más acotada de vehículos a elegir, se necesita solicitar información adicional como el año de la primera matriculación, entre otros datos útiles para la compra.

Una vez que ya se tienen las opciones definitivas, hay que planificar el viaje para importar alguno de los coches de Bélgica elegidos anteriormente. Este viaje se puede hacer en avión hacia la ciudad de Bruselas, Lieja o Charleroi, que están dentro de las más importantes. Se recomienda llevar el dinero en efectivo para efectuar la transacción y también tener en cuenta que los movimientos de dinero de entrada o salida de España deben ser declarados cuando superan ciertos montos. También se puede financiar el coche con alguna entidad bancaria, pero este trámite debe efectuarse en España. Una vez realizada la compra del vehículo se necesita dejar en regla todo lo referente a la documentación del coche para el traspaso. En el caso de comprar en un concesionario, se recomienda tener varias copias del contrato de compraventa y facturas en dos idiomas para facilitar el viaje de regreso a España. Otro detalle no menor para este proceso es el impuesto de matriculación que deben pagar todos los coches que emitan más de 120 gramos de dióxido de carbono por kilómetro recorrido. El coste de este ítem es un porcentaje del precio del coche que varía según la cantidad en la que se exceda la emisión contaminante descrita anteriormente.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 4.5/5 (2 votes cast)
Importación de coches de Bélgica como opción para la compra de su próximo vehículo, 4.5 out of 5 based on 2 ratings

Términos de búsqueda: