Según Jalopnik, el célebre weblog especializado en el mundo del motor, la evolución en el diseño de coches podría pasar por el tipo de materiales que se utilicen durante el proceso de fabricación. Es cierto que la forma de los coches poco ha cambiado en las últimas cuatro décadas. Básicamente, la gran mayoría de los coches cuenta con un chasis, el motor en la parte delantera, cuatro ruedas y un maletero trasero. Salvo contadas excepciones, ese es el modelo de coche que todos tenemos en la cabeza. Al menos, es el tipo de coche que dibujaría un niño si se lo piden en el colegio.

Los especialistas de esta weblog aseguran que la clave de la evolución en el mundo del diseño automotriz pasa por los materiales. Y se aventuran a mencionar algunos que podrían utilizarse desde ya en las fábricas de engranaje de coches. Algunas ideas son bastante verosímiles, pero otras parecen sacadas de un cuento de ciencia ficción. ¿Qué nos deparará el futuro? Veamos algunos ejemplos.

Asiento con cárcaras de coco

Del coco se consume el zumo y poco más. ¿Qué hacer con tantas cáscaras de coco? Una buena idea puede ser la de reutilizarlas para los amortiguadores de los asientos de los coches. Ford ya está haciendo investigaciones y pruebas para utilizar el coco en diferentes partes de un vehículo. Además de testarlo en asientos, la marca americana ha probado en puertas y huecos de almacenaje. No en vano, el bonote es un material difícil de quemar y esto podría ser un punto a favor a la hora de retrasar la quema de dicho material.

Bambú

El coche hecho de bambú parece un sueño delirante pero es algo completamente real. Ya existe, es suizo y se llama Rinspeed. Es una versión moderna de la mítica Mehari, ideal para pasar veranos en la playa. En este caso, se trata de un coche eléctrico que alcanza cómo máximo los 120 km/h. Aún así, hay quien va más allá y apuesta por el bambú para sustituir a la madera. Es más barato y renovable que la madera. ¿Usted se imagina el interior de un Mercedes de bambú en lugar de madera noble?

coche rinspeed

 

Un coche de paños

Parece un delirio, y lo es, pero alguien, hace varios años, se atrevió a probarlo. Y fue nada más y nada menos que BMW, con su modelo conceptual GINA Light Visionary Model. Es una prueba, no está disponible para utilizar pero, aunque nadie lo crea, está hecho con paños. Sí, paños. Es el material más revolucionario que se ha probado hasta ahora en la fabricación de un vehículo. El modelo tiene aspecto de ser vivo, con una especie de piel gris que recubre el chasis.

Y usted, ¿se imagina algún material insólito con el que fabricar un coche?

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 5.0/5 (3 votes cast)
Materiales insólitos para fabricar coches, 5.0 out of 5 based on 3 ratings

Términos de búsqueda: