Museo automovilistico de MálagaDesde mediados de Septiembre pueden disfrutar del nuevo Museo Automovilístico de Málaga. Situado en la planta baja de uno de los pabellones principales del edificio de la antigua fábrica de Tabacalera, a tan sólo 6Kms del aeropuerto de Málaga y 54Kms de Marbella, permanecerá abierto de forma permanente de Martes a Domingo entre las 10:00 y las 19:00.

La recepción del visitante corre a cargo de un espectacular diseño cuyo motor de 530 caballos sobresale de la carrocería, sin lugar a dudas un magnífico comienzo. A pesar de exhibir también de forma permanente sombreros y obras de arte basadas en piezas de vehículos, evidentemente el núcleo de esta exposición son los coches, que se encuentran divididos en 10 áreas temáticas: Belle Epoque (1900-1914), Anios 20, Art Decó (anios 30), La Dolce Vita (anios 50), Coches de Suenio (Cadillac), Coches de Disenio, Coches populares, Tradición Inglesa, Energías Alternativas y Tuning.

Las energías alternativas tienen un lugar destacado en este fantástico museo, ofreciendo para su gozo visual e intelectual desde coches a vapor de 1910 o vehículos eléctricos de 1916 hasta modelos experimentales propulsados por la energía solar del 2009. Se pueden apreciar además auténticas relíquias históricas, como el Mercedes Benz 540K de 1936 que fue utilizado por las autoridades del régimen Nazi, un Winner americano de 1898, el Auburn Speedster, creado por Gordon Buerig, el estilista de coches por excelencia de la época, o el Lancia Astura de 1934, de ocho cilindros, utilizado por Mussolini. Entre estas maravillas de la mecánica destacan además modelos únicos como el Excalibur de 1985 o auténticas joyas, literalmente hablando, como el Delage D6-75, tapizado en avestruz, con manillas de marfil y detalles en plata. Entre los modelos más populares podemos destacar el Morgan británico de tres ruedas o el alemán Fuldamobil.

Valorado en 20 millones de euros, “este museo se puede considerar uno de los más importantes de Europa en este temática”, asegura su propietario el portugués Joao Magalhaes, cuya meta es culminar el proyecto que empezó su padre hace 5o años. Su modus operandi es adquirir las piezas según él al precio más barato posible (su padre incluso llegó a cambiar un frigorífico por un Rolls Royce) y restaurarlos en su taller de Portugal, donde cuenta ya con 3 empleados.

Además de la atracción que esto puede generar, se está estudiando la posibilidad de organizar desfiles de moda, fiestas y exposiciones temporales, aportando un granito de arena al sector turístico. Por el simbólico precio de 6€ la entrada (4,50€ malagueños y estudiantes y 3€ jubilados y ninios) podrán disfrutar de estas auténticas maravillas y  por supuesto otras muchas que dejamos en la oscuridad para que las descubran por sí mismos junto con las otras 120,000 visitas anuales que se estiman.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)

Términos de búsqueda: