El Italiano Ettore Buggatti (1881-1947) fundó en el año 1909 en Molsheim, localidad por aquel entonces perteneciente al Imperio Alemán, “Bugatti”, una marca francesa de automóviles de lujo y competición. Bajo el fantástico lema “Nada puede ser demasiado hermoso, nada puede ser demasiado costoso”, la familia Bugatti diseñó y construyó durante 30 años automóviles lujosos que destacaron no sólo por su diseño si no que también por su buen rendimiento. Como por desgracia sucedió con otras marcas de ese mismo sector durante la Segunda Guerra Mundial, Bugatti sufrió dificultades económicas, haciendo difícil después de la guerra alcanzar de nuevo el esplendor que esta marca había conseguido durante los años 20 y 30. No obstante, durante las décadas de los 50 y 60 fue relanzada, convirtiéndose en competidora de marcas como Maserati o Alfa Romeo. Hoy en día sigue en nuestro mercado, después de que en los 80 fuera gestionada por Bugatti Automobili Spa y en el año 2000 se constituyera la empresa de capital Francés con la denominación de Bugatti Automobiles SAS. Aunque no es de las marcas más conocidas, es sin lugar a dudas todo un lujo, y esto lo reafirma cada vez que expone al mundo un nuevo modelo.

Tenemos el placer de presentarle el nuevo Bugatti Galibier 16C Concept previsto para el 2015, una berlina-coupé de cuatro plazas cuyo exterior combina a la perfección una conjugación de colores, azul oscuro y aluminio pulido, y elementos en fibra de carbono. Como acostumbran los modelos de esta marca, el diseño es extravagante y la carrocería bicolor cuanto menos atrevida. La caida vertiginosa del techo nos recuerda al nuevo segmento hatchback/sedán y en general guarda un parecido destacable al Porsche Panamera. Su longitud es de 5,3 metros, con un peso de 1900 kilos, y la utilización de materiales de alta calidad se da por sentado, aluminio y fibra de carbono en exterior y por supuesto cuero y madera en el interior. Como elementos a destacar podemos enlistar unas llantas extraordinarias e impresionantes, los faros de diseño con bombillas LEDs o las ocho salidas de escapes de acero inoxidable, que desde luego harán falta en cuanto esta bestia acelere. Un potentísimo motor Veyron W16 con más de 1000 caballos de potencia le harán creer que va centímetros por encima del asfalto. Una de las cosas más interesantes es que podrá utilizar combustibles alternativos como por ejemplo el etanol. Con razón esta joya hecha íntegramente de manera artesanal tiene su limite de fabricación entre 1000 y 1500, convirtiéndose en una auténtica edición limitada.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)

Términos de búsqueda: