El BMW i8 es el ejemplo perfecto de cómo un deportivo puede incorporar componentes eléctricos y ser eficaz. Este modelo del fabricante alemán se ha presentado en la 65ª edición del Salón del Automóvil de Frankfurt, celebrado el pasado mes de septiembre.

BMW i8

A simple vista, podría haber salido de la saga Fast & Furious y estar conducido por Vin Diesel. Es un modelo coupé de cuatro plazas, tiene un diseño exterior arriesgado con unas puertas que se abren a tijera, jaula de seguridad, chasis de aluminio y carrocería ensamblada de fibra de carbono recubierto de plástico. Por fuera, es todo deportivo.

Pero este coche es más que una apariencia, es un deportivo híbrido. El BMW i8 también incorpora un motor eléctrico de 131 CV con una autonomía de 35 km. La tecnología Efficient Dynamics de BMW ofrece una conducción eficiente y dinámica, con un consumo muy bajo una vez agotada la autonomía eléctrica. El motor tradicional 1.5 tricilíndrico tiene un consumo de 2.5 litros y una potencia de 231 CV (haciendo un total de 362 CV y 570 Nm). No tiene nada que envidiar a otros modelos del fabricante como el BMW M5, un coche que funciona completamente con combustible. Ambas máquinas cuentan con una velocidad de acelerado de 4.4 segundos para alcanzar los 100 km y alcanza hasta los 252 km/hora.

Si un coche como este es capaz de hacer esto, es gracias al aligeramiento de su estructura, como contábamos anteriormente (aluminio y fibra de carbono). Aunque las baterías de litio añaden peso al conjunto, soportando además su sistema de refrigeración por agua, es un vehículo rápido y ligero. Pese a todos los componentes pesados eléctricos, el coche no llega a la tonelada y media (1.490 kg).

Para conducirlo, los diferentes modos de conducción se adaptan a las necesidades de cada momento: Confort (conducción dinámica), Eco Pro (optimización del consumo) y Sport (recuperación de energía en frenadas).

El BMW i8 tendrá tres modelos con líneas de acabado interior diferentes, aunque las características básicas serán las mismas. La línea Neso, de serie, tendrá tapizados de tela en puertas y asientos. La línea Carpo incluye superficies tapizadas en piel y el más alto de gama, Halo, tendrá un acabado en azul con aspecto más lujoso. Su precio, aún sin acuñar completamente, se estima en unos 100.000 euros y no saldrá al mercado hasta el año que viene.

¿Se anima usted a conducir un coche como este y sentir los dos lados de la carretera, el eficiente y el radical?

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 5.0/5 (1 vote cast)
Todas las novedades del BMW i8, 5.0 out of 5 based on 1 rating

Términos de búsqueda: