El blog de Sixto

Cómo elegir al cuidador ideal de una persona mayor

Cómo elegir al cuidador ideal de una persona mayor

Cuando hay que buscar una solución para el cuidado de una persona mayor o de avanzada edad, que precise de ayuda y cuidados en su día a día, como nos dicen los profesionales de serviciodomesticosantpau.com existen varias opciones: buscar una residencia de ancianos, llevarse a la persona mayor a vivir con uno o contratar a cuidadores profesionales.
ISOTIPO-SIXTBLOG

Cuando hay que buscar una solución para el cuidado de una persona mayor o de avanzada edad, que precise de ayuda y cuidados en su día a día, como nos dicen los profesionales de serviciodomesticosantpau.com existen varias opciones: buscar una residencia de ancianos, llevarse a la persona mayor a vivir con uno o contratar a cuidadores profesionales.

Hay personas ancianas que quieren seguir viviendo en su hogar y continuar con su rutina diaria, siempre ayudados por un profesional de cuidado de personas mayores que esté cualificado. Eso sí, también es cierto que dejar a un ser querido al cuidado de un desconocido puede llegar a causar preocupación.

Vamos con algunos consejos para hacer una buena elección:

Definición de las necesidades de la persona anciana

Hay que saber lo que necesitará esta persona mayor que se tiene que atender, pues cada una tiene una serie de necesidades, horarios, costumbres y demás. Tampoco el estado de salud es el mismo.  Dependiendo del profesional que se necesite, deberá tener una titulación en concreto.

Conocer dónde se debe buscar un buen cuidador

Existen empresas especialistas en seleccionar a cuidadores de personas ancianas. Eso sí, es algo que lleva tiempo y donde las prisas no son buenas consejeras.

Saber el salario ideal

Estas empresas saben las condiciones que se debe ofertar al cuidador, de tal forma que sean coherentes con los objetivos que se quieren conseguir y con una remuneración de acuerdo a lo que marca el mercado.

Piensa que los salarios de estos cuidadores al final los fija el propio mercado laboral, todo ello en base a las decisiones que tengan de contratación y a los acuerdos a que se llegue en cuanto a remuneración.

Entrevistar de forma personal

Algo interesante es hacer una entrevista de carácter personal a la totalidad de candidatos que se ajusten al perfil que busquemos y a la persona mayor que será atendida. Así se puede evaluar y elegir al cuidador que sea el más adecuado. Va a tener que conectar con él y convivir. Su opinión va a ser fundamental.

Las cualidades a nivel personal que tenga son importantes

Además de la cualificación y formación que tenga, es necesario que tenga un carácter donde la amabilidad esté presente, que sea capaz de tomar decisiones y resolutivo, además de empático y diligente.

Respetuoso con las costumbres de la persona mayor

Al ser una persona desconocida que va a estar a cargo de alguien querido que precisará de ayuda, hay que estar convencidos de que al cuidador del anciano o persona mayor va a tener que solucionar situaciones de gran importancia, además de estar atento ante los cambios de ánimo físicos de la persona mayor.

 Saber las tareas que puede hacer el cuidador

Esto va a depender de las necesidades que se tengan y de la cualificación exigida que normalmente es el cuidador de las personas mayores.

Colaboración en los trabajos domésticos o lo hace todo

Está con el mayor en sus tareas diarias dentro y fuera del hogar

Colabora en los desplazamientos

Supervisión de la toma de medicamentos y realiza un seguimiento de los mismos

Hace cuidados de enfermería

Colabora en las comunicaciones

Soluciona las situaciones de conflicto con cariño y eficacia

Solicitar referencias

Las empresas que están especializadas en selección de personal para cuidar mayores gestionan las referencias que se facilitan si es necesario. Para ello hay que saber la valoración de otras personas que hayan trabajado antes con él haciendo esa misma labor.

Firmar contrato

Cuando se opte por cuidador de la persona mayor, no hay que olvidar que habrá que formar un contrato por escrito en el que queden reflejados todos los puntos acordados, tales como la remuneración, horarios, tareas, y demás. Tanto lo legal como la propia relación en lo profesional que se establezca.

Dar de alta en la Seguridad Social

Tampoco hay que olvidar que se debe dar de alta al trabajador en la Seguridad Social, la cuál se deberá tramitar el mismo día que el cuidador se vaya a incorporar al trabajo en el caso de que pudiera producirse alguna clase de accidente.

Como has podido ver, no es tarea fácil elegir a la persona o empresa que vaya a cuidar a una persona mayor. Hablamos de un trabajo sensible y donde hay que tener siempre muy claro que hablamos de cuidar a personas, por lo que toda sensibilidad debe ser poca.

Esperamos que estos consejos sean de utilidad a la hora de cuidar a la persona mayor y la elección responda a vuestras expectativas.