El blog de Sixto

Consejos para cuidar a nuestros mayores en su hogar

Consejos para cuidar a nuestros mayores en su hogar

"El amor comienza cuidando a los más cercanos, los que están en casa". Madre Teresa. Proporcionar a nuestros padres mayores o abuelos un cuidado en el hogar, necesita una orientación especial. Aquí están los consejos de cuidado de ancianos en casa que necesitas saber.
ISOTIPO-SIXTBLOG

«El amor comienza cuidando a los más cercanos, los que están en casa». Madre Teresa

Proporcionar a nuestros padres mayores o abuelos un cuidado en el hogar, necesita una orientación especial. Aquí están los consejos de cuidado de ancianos en casa que necesitas saber.

La tarea titánica de cuidar a las personas mayores en casa

Cuidar a los ancianos en casa puede ser muy estresante a veces, porque necesitas ayudarlos con sus necesidades personales además de conservar la rutina diaria.

Todo esto abarcaría esta serie de tareas diarias que deberías asumir:

  • Acompañarle al centro de salud.
  • Gestionarle sus finanzas (pensión, impuestos, gastos…).
  • Organizarle su medicación (comprar en la farmacia, sacar recetas, darle su medicación a su hora…).
  • Proporcionar un entorno saludable y seguro. Modificando la casa con algunos muebles ortopédicos o haciendo reformas en casa en bañeras y escaleras, por ejemplo.
  • Organizar una interacción social adecuada. Sacarle de paseo para distraerle.
  • Comprar provisiones.
  • Hacerle la comida, la cena y el desayuno.
  • Ducharle o bañarle, cambiarle de ropa, peinarle, maquillarla, llevarle a la peluquería, afeitarlo…
  • Hacer las tareas del hogar.

 

Para hacer todo esto, primero debes mantenerte saludable. Varios estudios muestran que los cuidadores o aquellos que cuidan a los ancianos pueden sufrir de ansiedad, depresión, estrés y trastorno musculoesquelético.

Puedes cuidarte a ti mismo/a dividiendo las responsabilidades o involucrar a otros miembros de la familia.

Y no olvides tomar descansos y disfrutar de tu vida también, como tomarte unos días libres.

Puedes lograr que el cuidado de ancianos en el hogar sea más llevadero si sigues estos consejos: siguiendo las formas mencionadas a continuación.

Consejos para cuidar a nuestros mayores en el hogar

Debes planificar con anticipación cómo cuidarás a tus personas mayores que envejecen. La mejor manera de hacerlo es:

Equipar el hogar

La mayoría de las personas mayores prefieren quedarse solas en sus casas porque no quieren ser una carga para sus hijos. Si es el caso, necesitas preparar su hogar:

  • Retira todo tipo de muebles y objetos adicionales desordenados que se encuentren alrededor de la casa que puedan dificultar que tus mayores se muevan libremente.
  • Instala barras de agarre cerca del inodoro y la ducha.
  • Instala detectores de humo con una función de vibración o con iluminación estroboscópica, que puede despertar a las personas mayores cuando los dispositivos convencionales no lo harían.
  • Asegura los cables sueltos.
  • Repara las goteras, humedades o moho.
  • Cambiar su bañera por una ducha antideslizante y a ras de suelo para facilitar su acceso.
  • Instala una silla o plataforma salvaescaleras para que pueda subir y bajar la escalera de forma segura.
  • Instala colchonetas, tiras o almohadillas antideslizantes en el inodoro, la bañera o la ducha y otras áreas resbaladizas de la casa.
  • Asegúrese de que haya luces nocturnas instaladas en lugares estratégicos de la casa para que cuando tus mayores vayan al baño o a buscar agua por la noche, puedan orientarse.

Haz seguimientos

Si tus mayores van a estar solos en casa, debes hacerlos sentir cómodos y seguros.

Algunas familias usan productos especiales para el cuidado de ancianos en el hogar como sensores de movimiento estratégicamente colocados para realizar un seguimiento de sus mayores.

No se utilizan micrófonos ni cámaras, por lo que la privacidad permanece intacta, y estos sensores envían una alarma o mensaje si ocurre algo fuera de lo común.

Otra opción es tener un teléfono fijo o móvil para personas mayores, ya que les es más fácil de usar.

Contrata a alguien

A veces las distancias son lejanas y no puedes estar con tus seres queridos, aunque quieras.

En tales casos, puedes pensar en contratar a un profesional experto. Si lo haces a través de agencias, mucho mejor.

Controlar sus finanzas y documentación

Las personas mayores tenderán a olvidarse de pagar sus obligaciones, por su edad o enfermedad. Entonces, deberás asumir este control tú.

Para ello, establece un listado o Excel de los ingresos y gastos que se generarán. No olvides anotar su pensión u otros ingresos por alquileres, etc.; así como gastos de comunidad, impuestos, alquiler, luz, teléfono, gas, internet, comida, medicinas, ropa, ocio y otros.

Controla cada día o cada ciertos días estas anotaciones, para evitar descuadres o estafas.

Ayúdales también a hacer tramites y gestiones, ya que para ellos ya puede ser una tarea muy complicada, sobre todo ahora que todo es automatizado.

Consulta también La ley de dependencia, conocida como la Ley 39/2006 del 14 de diciembre, ya que se puede recibir ayudas del estado por cuidar de nuestros mayores, y así poder pagar al profesional.

Visítalos a menudo

El tiempo que pasas con tus mayores hace una diferencia para ellos, ya que esperan estar contigo.

Además, si los visitas a menudo, sabrás si están a salvo, viven bien y también son emocionalmente sólidos.

Podrás controlar cualquier cambio alrededor, como si la casa está descuidada, hay correo sin abrir, plantas no regadas, ropa sucia, etc.

Debes asegurarte de que tus mayores estén sanos y seguros, y para hacerlo debes tomar ciertas medidas que los profesionales en cuidado de personas mayores Cuidado en Casa recomiendan:

Incítales al ejercicio regular

S las personas mayores hacen ejercicio regularmente, permanecen protegidas de las enfermedades, y esto les hace funcionalmente más jóvenes de lo que son.

Entonces, podrás comenzar con integrarles inicialmente ejercicios ligeros, para ir añadiéndole después ejercicios más complejos, en base a sus edad y capacidad.

Controla los medicamentos

Asegúrate que los mayores tomen su medicación según la dosis y en la hora que ha indicado el médico.

Lo que puedes hacer es etiquetar los medicamentos y colocarlos en cajones o compartimentos separados, lo que facilita que tus mayores los encuentren. Si sigue siendo perturbador para ellos, es mejor delegar esta responsabilidad a una persona más joven o con capacidad.

Ayúdales con los desplazamientos

Si ya no tienen capacidad para conducir, deberás ayudarle con los desplazamientos.

Bien siendo su conductor/a, o acompañarles a coger un autobús, taxi, tren o metro.

Con la edad, los reflejos y la intuición se pierde, lo que puede ser un peligro tanto para ellos como para los viandantes.

Involúcrales

«El mejor aula del mundo está a los pies de una persona mayor». Andy Rooney.

La mejor manera de reconectarlos con el mundo es involucrar a tus mayores en actividades socialmente útiles. Ahora que no tienen que cuidar de niños o trabajar, a la mayoría de las personas mayores les gusta la oportunidad de ayudar a los demás.

Tienen sus años de sabiduría para transmitir a los demás. Y prefieren hacer esto que sentarse en casa sin hacer nada o simplemente ver la televisión.

Tus padres o personas mayores también podrían unirse a programas voluntarios, o participar en la educación de aquellos que lo necesitan, su forma de ayudar a los demás. También existen empresas que organizan charlas con antiguos empleados como oradores. Son gratas experiencias tanto para ellos como para los empleados actuales o estudiantes.

La vida no termina cuando envejecen y debes transmitirles un propósito.

Que hagan amigos y sociabilicen

Si estás ocupado y no puedes cuidar de tus padres y ancianos, es bueno que se hagan amigos con personas de su grupo de edad.

Pueden hacerlo apuntándose a asociaciones de pensionistas o uniéndose a cursos de pasatiempos comunes (cocina, manualidades, petanca, costura, lectura, gimnasia, manejo de internet y móviles…).

Pequeñas cosas como salir a caminar juntos, jugar a cartas, ir de compras, tomar un aperitivo, ir a misa o simplemente hablar, pueden ayudar a tus mayores a sentirse mejor.

Que viajen

Si tienen capacidad, viajar es una terapia instructiva y social buenísima.

El imserso y las asociaciones, sacan ofertas muy asequibles de viaje, donde se incluye el transporte, el alojamiento, las comidas y un guía.

En sus tiempos de jóvenes, pocos podían permitirse viajar. Es por ello que esta actividad es algo que les hace mucha ilusión, ya que conocen lugares y hacen amigos con personas de su edad.

Además, si hay mayores que requieren de sillas de ruedas u otras condiciones, los medios de transporte e instalaciones están adaptados a ellos, para que todos puedan disfrutar del viaje por igual.

Si están en una residencia…

Si no ha habido más remedio que ingresarlos en una residencia de ancianos, ya sea por voluntad propia, por falta de tiempo o porque su condición física o enfermedad lo requerían, es vital que:

  • Les visites constantemente.
  • Les saques regularmente unos días o en vacaciones y viajes con ellos.
  • Les propongas actividades juntos, aparte de los que propone el centro.
  • Estén en contacto con el resto de la familia.
  • Tener comunicación constante con sus cuidadores, médicos y responsables del centro.

Aunque no tengan capacidad psicológica por enfermedades neurológicas graves, como Alzheimer, es vital que tenga actividades y salga al mundo. Ayúdale a que tenga una buena calidad de vida en sus últimos años.

¿Tienes a alguien en tu familia a quien hayas cuidado o estés ahora cuidando ? ¿Qué formas sugieres para cuidar a los mayores?