Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

El blog de Sixto

Ha crecido el volumen de población que sufre problemas mentales en todo el mundo

Ha crecido el volumen de población que sufre problemas mentales en todo el mundo

Por fortuna, durante los últimos años se está poniendo cada vez más de manifiesto un problema que estaba invisibilizado en nuestra sociedad como lo es la salud mental. Al referirnos al término "salud", siempre hemos hecho incidencia en lo que tiene que ver con la salud física y nos hemos olvidado de la mental. Y eso que tiene una importancia sobre nuestra vida tan grande como la física. Desde luego, olvidarnos de la salud mental solo nos puede traer problemas. Y problemas muy graves que, cuando queramos solucionar, serán muy difíciles de combatir.
ISOTIPO-SIXTBLOG

Por fortuna, durante los últimos años se está poniendo cada vez más de manifiesto un problema que estaba invisibilizado en nuestra sociedad como lo es la salud mental. Al referirnos al término «salud», siempre hemos hecho incidencia en lo que tiene que ver con la salud física y nos hemos olvidado de la mental. Y eso que tiene una importancia sobre nuestra vida tan grande como la física. Desde luego, olvidarnos de la salud mental solo nos puede traer problemas. Y problemas muy graves que, cuando queramos solucionar, serán muy difíciles de combatir.

Durante los pasados Juegos Olímpicos de Tokio, la negativa de Simone Biles, la mejor gimnasta del mundo, a participar en alguna de las pruebas en las que debía competir por motivos de salud mental trastocó al mundo. La estadounidense aseguró que lo hacía por causas relativas a la salud mental, causas que tenían que ver con la excesiva presión que existía hacia ella por parte de su país para que sumara numerosos oros en la cita japonesa. Las declaraciones de Novak Djokovic en contra de Biles, además, terminaron por poner a la opinión pública del lado de la gimnasta y pusieron, al fin, el foco en la importancia que tiene la salud mental en las personas.

Una noticia publicada en la web de RTVE en octubre de 2016 aseguraba que una de cada cuatro personas en el mundo sufría problemas relacionados con la salud mental. Se trata de una relación bastante más grande de lo que la gente cree y, desde luego, no cabe la menor duda de que hay que coger el toro por los cuernos y desafiar esos problemas mentales para que esas personas dispongan de una calidad de vida como la que realmente se merecen. Y es que nadie merece tener que pasar por un trauma como lo es el hecho de tener problemas mentales que le impidan vivir con tranquilidad.

En otra noticia, publicada en este caso en el diario La Vanguardia, se indicaba que cuidar de la salud mental es un reto global. Se comenta en ella que esta es una de las áreas más desatendidas de los sistemas de salud públicos del mundo. Además, se hace especial hincapié en el hecho de que la salud implica un estado de equilibrio y que ahí es donde juega un papel muy importante todo lo que tiene que ver con la salud mental.

Los problemas derivados de una mala salud mental se han multiplicado en nuestra población en los últimos años. Primero fue la llegada de una crisis como la de 2008, que dejó en el paro a millones de personas y puso al límite las vidas de mucha gente. Después, cuando nos estábamos recuperando de ese trauma, llegó el coronavirus. Hay muchas personas en España que lo llevan pasando mal muchos años y que necesitan ayuda de manera urgente. Es lo que llevan detectando desde Psicólogo Valladolid Vanessa Sanz desde hace algunos años y contra lo que vienen destinando buena parte de sus horas de trabajo.

Un problema cada vez más habitual entre los jóvenes

Estamos hablando de un problema que no solo afecta a las personas adultas. Hemos hecho referencia a los problemas mentales ocasionados por la falta de trabajo entre esas personas adultas, pero los jóvenes también padecen algunos asuntos nocivos relacionados con la salud mental. Muchos han padecido males relacionados con este asunto durante las horas más difíciles del coronavirus, pero lo cierto es que aspectos como el desempleo juvenil también juegan un papel importante a la hora de determinar el estado de salud mental de las personas que están iniciándose en el mercado laboral.

En los jóvenes que aún no han empezado a trabajar, la situación es parecida en lo que respecta a salud mental. Y es que ese puede ser el efecto del aislamiento que cada vez es más habitual en lo que tiene que ver con este grupo de población. La presencia de las redes sociales nos ha hecho tener la percepción de que estamos en contacto con la gente de manera permanente, pero esa percepción es falsa. No hay nada como el acercamiento físico entre dos personas para conocerse y respetarse. Por mucho que hablemos por WhatsApp o Instagram, si no estamos cerca físicamente de la gente, estaremos aislados. Y eso ocasiona problemas para nuestra mente.

Lo que es evidente es que nos enfrentamos a un problema ante el que existen soluciones que no podemos pasar por alto. La ayuda profesional siempre ha de ser la primera de las alternativas para combatir un asunto como este. Y son cada vez más las personas que tienen esto en consideración. Esperamos que así siga siendo. Será de este modo como, poco a poco, lograremos ir venciendo a un problema de calado como el de la mala salud mental.