Seguro de impago de alquiler: ¿Qué cubre? ¿Vale la pena?

ISOTIPO-SIXTBLOG

El seguro de pérdida de alquiler es un seguro que el propietario contrata para su propiedad para protegerse contra la pérdida de alquiler. La pérdida del alquiler puede ocurrir si el inquilino reduce repentinamente el alquiler o simplemente ya no puede pagar el alquiler mensual debido, por ejemplo, a la pérdida del trabajo o a una enfermedad. También existe el riesgo de acabar siendo un nómada de alquiler. Estos estafadores de alquileres, que no están dispuestos a pagar, pretenden engañar al propietario con documentos falsos y no pagar el alquiler.

El seguro de impago de alquiler te protege exactamente contra estos riesgos asociados con la pérdida de alquiler y, en muchos casos, daños a la propiedad. Los profesionales de Aragonés & Cemborain nos van a indicar todos los detalles acerca de esta clase de seguro.

¿Qué es el seguro para nómadas de alquiler?

El seguro de alquiler nómada es otro término para el seguro de pérdida de alquiler. Esta palabra sólo se refiere al grupo más impopular de inquilinos, los nómadas que no están dispuestos a pagar el alquiler. Por lo tanto, el seguro para nómadas en alquiler protege al propietario contra pagos no realizados, como el alquiler o costes adicionales, que a menudo son causados de manera desproporcionada por los nómadas en alquiler. Sin embargo, no sólo ofrece protección de seguro contra los daños que puedan causar los nómadas de alquiler, sino también contra los problemas y pérdidas financieras causadas por otros inquilinos morosos.

Además, es muy común que los nómadas de alquiler dejen daños materiales en el apartamento de alquiler.

Estos incluyen, por ejemplo:

  • Plagas y alimañas, incluidos ratones y ratas, debido al descuido de la propiedad de alquiler.
  • Sistemas de plomería defectuosos y/o frágiles.
  • Pisos rayados y/o dañados.
  • Paredes rotas y con agujeros, estructura del edificio dañada.
  • Enorme contaminación y espacios habitables llenos de basura por el abandono del apartamento.
  • Formación de moho por falta de ventilación en el apartamento de alquiler.

Dado que este tipo de daños materiales en propiedades de alquiler son cada vez más comunes, el seguro de alquiler nómada o seguro de pérdida de alquiler ofrece a menudo una cobertura adicional a la protección básica de pérdida de alquiler: cobertura por daños materiales al apartamento de alquiler. Esto se refiere a daños intencionales o negligentes que fueron causados por un inquilino pero que no fueron pagados económicamente.

El seguro especial contra pérdidas de alquiler ofrece incluso protección jurídica integrada. Como propietario, tienes derecho a garantizar que el inquilino proporcione íntegramente todos los servicios acordados en el contrato de alquiler. Si se produce una situación en la que el inquilino no cumple con estas obligaciones a pesar de las solicitudes y termina en una disputa legal, los costos de hacer cumplir los derechos del propietario correrán a cargo. Entre ellos se incluyen, por ejemplo, la asunción de las costas judiciales y judiciales, así como los honorarios de los procedimientos de mediación y arbitraje.

Incluso en caso de demanda de desalojo, por ejemplo en el caso de los nómadas de alquiler, el seguro cubre los costes legales y judiciales que se deriven de ello.

Seguro de impago de alquiler: ¿Cómo funciona?

Si se producen daños y el inquilino no paga el alquiler durante meses, por ejemplo, el seguro de pérdida de alquiler ofrece una compensación económica. La suma de dinero perdida debido a la pérdida del alquiler será asumida por el asegurador y pagada al asegurado (propietario). De este modo, el propietario puede evitar por completo el riesgo de pérdida de ingresos. En este caso, una situación financiera crítica para el inquilino no significa ninguna pérdida económica para el propietario.

¿Para quién es adecuado el seguro contra impagos de alquiler?

El seguro de pérdida de alquiler es básicamente adecuado para todos los propietarios que no quieren o no pueden hacerse cargo de los costes de los atrasos en el alquiler, los daños a la propiedad o los costes adicionales impagos.

Especialmente los propietarios privados con una o pocas propiedades que dependen de los ingresos por alquiler como fuente de ingresos se enfrentan a un gran desafío financiero sin seguro en caso de daños.

Los propietarios privados suelen utilizar estos ingresos para cubrir préstamos y costes de mantenimiento del edificio y para financiar sus propios gastos de manutención. Si estos desaparecen repentinamente, representa un gran riesgo para la propia existencia: la pérdida del alquiler o los atrasos del alquiler pueden ocurrir más rápido de lo esperado: una enfermedad repentina o la pérdida inesperada del trabajo; desafortunadamente, los golpes del destino pueden afectar a cualquiera. Además, a pesar del mayor cuidado, siempre existe el riesgo de acabar con un inquilino que ya está decidido a no pagar el alquiler.

Básicamente, es casi imposible descartar por completo problemas con inquilinos morosos, como pérdida del alquiler o daños a la propiedad. Incluso la garantía del alquiler en forma de fianza normalmente sólo puede cubrir una parte de los costes en caso de daños, ya que está limitada a un máximo de tres alquileres mensuales netos.

Por este motivo, un seguro de impago de alquiler es muy recomendable para que el arrendador no se quede con las manos vacías en caso de desperfectos.

Seguro de impago de alquiler: ¿Qué cubre?

El seguro por pérdida de alquiler ofrece protección de seguro y puede cubrir los costos de los siguientes riesgos:

Importante: No todas las compañías de seguros cubren los costes de todos los riesgos. El alcance de los servicios suele depender del proveedor, la tarifa, la suma asegurada y el deducible. Vale la pena una comparación.

  • Pérdida o Impago de alquiler: El seguro contra pérdida o impago de alquiler cubre los gastos que surgen si el inquilino ya no puede o no quiere pagar el alquiler cada mes. Esto también incluye costos adicionales que no se pagan.
  • Daño a la propiedad: Algunos proveedores ofrecen cobertura adicional por daños a la propiedad. El importe de la suma del seguro varía según la tarifa. Los daños a la propiedad incluyen daños intencionales y negligentes al apartamento, por ejemplo por destrucción o negligencia de la propiedad de alquiler.
  • Protección legal: Además de cubrir los costes en caso de pérdida del alquiler y daños a la propiedad, también debe cubrir los costes de los litigios con los inquilinos relacionados con las unidades residenciales alquiladas. Por ejemplo, están cubiertos los gastos de abogados, alguaciles y costas judiciales.
  • Desinfección: En muchos casos, también están cubiertos los costes de desinfección. Esto puede ser necesario, por ejemplo, si los espacios habitables están infestados de alimañas debido a negligencia o basura por parte del inquilino.
  • Desecho: Si el inquilino deja objetos inservibles, basura o residuos voluminosos en el apartamento de alquiler, deberá eliminarlos. Algunas compañías de seguros cubren los costos de esta mudanza.
  • Reparaciones o reformas: Los estafadores de alquileres, como los nómadas del alquiler, no sólo a menudo no pagan el alquiler, sino que también causan daños importantes al apartamento alquilado mediante negligencia, destrucción y basura. En muchos casos, el seguro para nómadas de alquiler cubre las renovaciones necesarias además de la pérdida del alquiler.

Seguro de impago de alquiler: ¿Cuándo se paga?

El seguro de pérdida o impago de alquiler ofrece protección y paga los costos si se producen daños. Se produce un evento de daño si, por ejemplo, el inquilino no paga el alquiler mensual acordado, aunque el arrendador se lo haya pedido por escrito y dentro de un plazo. Otro caso de daños se produce si el inquilino no repara los daños autoinfligidos al apartamento alquilado o los hace reparar pagando una tarifa.

Otro requisito es que el contrato de arrendamiento o alquiler ya haya sido rescindido. La rescisión es generalmente la primera acción del propietario en caso de pérdida del alquiler. Por otra parte, también es legítimo que el arrendatario presente un aviso de resolución del contrato.

Seguro de impago de alquiler: ¿Cuánto cuesta?

Una póliza básica, se ofrece a partir de unos 99 euros al año. Si se desean asegurar daños adicionales a la propiedad o se desea protección legal adicional, la prima aumentará en consecuencia.

Por tanto, se puede decir que el importe de la cotización depende del alcance de los servicios deseados, de los servicios adicionales, del deducible y de la suma asegurada.

¿Qué seguros adicionales tienen sentido para los propietarios además del seguro contra pérdidas de alquiler?

El seguro por pérdida de alquiler ofrece protección de seguro y puede cubrir los costos de los siguientes riesgos:

1. Seguro de propiedad y responsabilidad civil para propietarios de viviendas

La responsabilidad es una obligación legal de pagar una indemnización a terceros. El seguro cubre los daños a terceros en caso de daño.

En lo que respecta a los propietarios de terrenos y viviendas, el seguro de responsabilidad ofrece protección en caso de que se produzcan daños a terceros debido, por ejemplo, a defectos estructurales, mantenimiento estructural o incumplimiento de la obligación de esparcir y limpiar la propiedad durante el servicio invernal.

Por lo tanto, el seguro de responsabilidad civil es uno de los seguros básicos para los propietarios.

2. Seguro de hogar

Los riesgos básicos que pueden cubrirse con un seguro de edificios incluyen tormentas, granizo, incendios e inundaciones.

Por regla general, están asegurados los edificios enumerados en la póliza de seguro, los accesorios del edificio como buzones, timbres, terrazas y muebles fabricados específicamente para el edificio (por ejemplo, una cocina equipada).

El alcance de los beneficios varía según cada póliza de seguro para propietarios de viviendas. Por este motivo, es recomendable comparar proveedores.

Publicaciones recientes

Comparte