Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

El blog de Sixto

6 consejos para cuidar a una persona mayor en casa

6 consejos para cuidar a una persona mayor en casa

Hay momentos en los que cuando un familiar se hace mayor y no se puede valer por sí mismo o necesita ayuda para realizar algunas tareas cotidianas hay que tomar una complicada decisión: cuidarlo en casa o apostar por una residencia de ancianos. Si se opta por cuidar la persona mayor en casa es un reto que se puede convertir en una tarea bastante complicada, física, pero sobre todo mentalmente. Es por ello que en este artículo te proporcionamos algunos consejos y trucos que te van a ayudar a realizar el cuidado de manera más llevadera.
ISOTIPO-SIXTBLOG

Hay momentos en los que cuando un familiar se hace mayor y no se puede valer por sí mismo o necesita ayuda para realizar algunas tareas cotidianas hay que tomar una complicada decisión: cuidarlo en casa o apostar por una residencia de ancianos.

Si se opta por cuidar la persona mayor en casa es un reto que se puede convertir en una tarea bastante complicada, física, pero sobre todo mentalmente. Es por ello que en este artículo te proporcionamos algunos consejos y trucos que te van a ayudar a realizar el cuidado de manera más llevadera.

  1. Establecer turnos entre familiares

La primera cuestión a tener en cuenta si se decide cuidar a una persona mayor en casa es que es una tarea de toda la familia. La carga no puede recaer sobre una única persona, sino que tiene que ser una labor compartida entre todos. Es por ello que es recomendable establecer turnos familiares. Si son varios los hijos se puede establecer turnos por semanas o simplemente que cado uno se encargue un par de días a la semana.

Lo que está claro como decimos es que el cuidado debe ser una labor compartida por toda la familia y que en el caso de que la carga recaiga sobre una sola persona siempre se puede optar por contratar a una persona para que ayude en el hogar o el cuidado del mayor. Por ejemplo, si eres hija única y tu madre ya no puede valerse por sí sola como antes cuidar de ella y compaginar con tu vida personal y laboral puede ser imposible. Por eso contratar a una persona para que cuide de ella mientras tú estás en el trabajo puede ser de gran ayuda. Y es que debes sabes que el cuidado de un familiar desgasta tanto física como mentalmente. Porque contar con un apoyo lo agradecerás.

  1. Preparar el hogar

Otra cuestión que te va a ayudar en el cuidado es preparar y adecuar el hogar. Esto ayudará a tu familiar, pero también te facilitará a ti las tareas como cuidador. Algunas ideas interesantes para preparar el hogar es adecuar su habitación o el baño. Por ejemplo, en función de la movilidad del anciano puede ser interesante optar por una cama articulada. “Las camas articuladas son completamente eléctricas y en ellas se puede levantar tanto la parte de la espalda como la de las piernas. Una cuestión que permite a la persona mayor poder tener una postura adecuada para el descanso y levantarse con mayor facilidad. Pero en caso de contar con escasa o nula movilidad pueden ayudar a los cuidadores a no hacer tanto esfuerzo a la hora de levantar o acostar”, explican desde Cuidaria, empresa que cuenta con servicio de alquiler de camas articuladas, grúas para enfermos y otros artículos que ayudan a mejorar la calidad de vida de ancianos y personas con movilidad reducida.

  1. Establecer una rutina

Una cuestión que puede ayudar en el cuidado de una persona mayor es establecer una rutina. Por ejemplo, se pueden realizar las mismas tareas siempre en el mismo orden. Puede parecer una cuestión banal, pero puede ayudarle a recordar las labores y a sentirse más cómodo. Dentro de esta rutina no deben faltar paseos al exterior o momentos de ocio, ya sea visitar a un familiar o un amigo o incluso acudir a una actividad grupal como memoria para personas mayores o manualidades. Y es que el ocio no debe abandonarse, las personas mayores deben socializar y encontrar entretenimiento fuera de casa.

  1. No descuidar sus medicinas

Las medicinas son super importantes para cualquier persona mayor y es que seguro que toman diferentes pastillas para sus dolencias o enfermedades. Algunas pastillas se deben tomar en el desayuno, otras en la comida y también algunas durante la cena. De estas pastillas algunas se deben tomar todos los días otras tan solo una vez a la semana o incluso hay tratamientos que solo se deben consumir una vez al mes. Vamos, una auténtica locura. Y hay que ayudar a organizar las medicinas a cualquier persona mayor. Lo mejor es optar por un pastillero y organizar las pastillas cada semana. Pero no sólo hay que echar una mano en la organización, debes estar pendiente de que tome sus pastillas y lo haga en el momento adecuado.

  1. Dar mucho cariño y compañía

Cuando se cuida a una persona mayor no sólo hay que garantizar que se encuentre en buen estado físico, también mental. La soledad es una cuestión que sienten muchos mayores y ya que vas a pasar tiempo con tu ser querido demuéstrale que estas a su lado para garantizarle sus cuidados, pero también para darle compañía y mucho cariño.

Además, nunca sabes cuánto tiempo vas a poder disfrutar con tu ser querido así que te recomiendo que aproveches ese tiempo al máximo.

  1. Tener mucha paciencia

Y el último consejo es para los cuidadores. Porque estar al cargo de una persona mayor es una labor que desgasta y que al prologanrse durante mucho tiempo puede afectar tanto física como emocionalmente. Es por ello que te recomendamos tener mucha paciencia. En algunos casos no nos queremos dar cuenta que el mayor a nuestro cargo ya no se encuentra en la misma situación que hace unos años por lo que es normal que se les pida más de lo que pueden dar. Así que prepárate para esto y para el cuidado del mayor, pero es importante también que tengas tiempo para ti.

En tu día a día tienes que encontrar un momento para coger fuerzas y energía, ya sea realizando tu hobbie favorito, practicando ejercicio, leyendo o viendo la televisión. Pero es importante desconectar la mente. Además, no sólo tienes que buscar tu momento de distracción, de vez en cuando te recomendamos tener un día de total desconexión. Y sí, es que también tienes que coger vacaciones en el cuidado porque no deja de ser como un trabajo.

Esperamos que estos 6 consejos o trucos os sirvan de ayuda para hacer el cuidado lo más llevadero posible.