El blog de Sixto

El bienestar derivado del consumo de ‘casual food’ gana peso en nuestro país

El bienestar derivado del consumo de ‘casual food’ gana peso en nuestro país

A menudo, solemos decir o pensar que todas esas comidas que nos encantan son perjudiciales para nuestro organismo. Si sois de la clase de personas que siempre habéis tenido esta opinión, tenemos una buena noticia para vosotros y vosotras. Y es que, en muchas ocasiones, las cosas no son como parecen.
ISOTIPO-SIXTBLOG

A menudo, solemos decir o pensar que todas esas comidas que nos encantan son perjudiciales para nuestro organismo. Si sois de la clase de personas que siempre habéis tenido esta opinión, tenemos una buena noticia para vosotros y vosotras. Y es que, en muchas ocasiones, las cosas no son como parecen. Tanto es así que puede llegar a darse el caso de que estemos comiendo ese producto que tanto nos gusta y eso sea positivo para nuestro organismo. Hoy en día está todo estudiado y por supuesto que eso es perfectamente posible.

Uno de los ejemplos que mejor muestran lo que os estamos comentando es el relativo a la ‘casual food’, un tipo de comida que está ganando muchísimo terreno en España y que engloba productos como ensaladas, sándwiches o hamburguesas que tienen en común el hecho de que son productos más sanos que sus homónimos de la ‘comida rápida’. Y es que no es lo mismo que nuestro cuerpo consuma una hamburguesa realizada de una manera industrial que una hamburguesa cuyo valor nutricional es mayor y que está hecha de una manera mucho más, por decirlo de alguna manera, artesanal.

Como decíamos, la ‘casual food’ o la comida informal se está poniendo de moda en el interior de nuestras fronteras. En una noticia publicada por el portal web Revista Hostelería se indicaba que el 80% de los españoles había aumentado su demanda de comida informal en los restaurantes. Y ojo, porque estamos hablando de una información que data del mes de diciembre de 2018. Es evidente que esa demanda ha ido creciendo todavía más en los cuatro años que han pasado desde entonces. Y estamos convencidos de que la tendencia se va a ir manteniendo durante muchos años más.

En la web Rentabilibar también se comenta cuál es el porcentaje de españoles que consumen comida informal de manera habitual. Poco más de la mitad de la población, el 52%, se ha sumado a una tendencia como esta. Pero cuidado, que estos datos son del año 2020 y, como os decíamos en el párrafo de arriba, han seguido creciendo todavía mucho más hasta llegar a nuestros días. Lo cierto es que la comida informal ya tiene su nicho de mercado en nuestro país y ha venido no para ser una tendencia pasajera ni mucho menos, sino para quedarse y echar raíces.

El motivo por el que la ‘casual food’ o comida informal se ha ganado un sitio en el corazón de muchos españoles y españolas es que estamos hablando de un tipo de comida que respeta las necesidades nutricionales que tiene nuestro cuerpo, a diferencia de la comida rápida. Por eso, puede llegar a ser bueno comernos una hamburguesa o un sándwich. Todo depende del lugar en el que se haga. Los profesionales de Cool Bakery nos han indicado que la demanda de comida informal tiene todavía un margen de mejora considerable por delante y que ese aumento de la población que quiere hacer de su vida algo más ‘healthy’ le va a venir a las mil maravillas a un sector como este.

El reto: no llegar solo a los jóvenes 

Si por algo se ha caracterizado un sector como el de la comida informal es que ha sido capaz de llegar a la gente más joven, que son personas que han empezado, de un tiempo a esta parte, a realizar todo tipo de actividades destinadas a tener una vida saludable. Otro de los motivos por los cuales es la gente joven la que constituye el principal nicho de población al que se dirigen las empresas de comida informal es el hecho de que estas empresas trabajan muy bien con todas las nuevas tecnologías. Y eso es sinónimo de éxito entre los y las jóvenes.

Por tanto, el reto de negocios como estos no debe ser otro que ampliar esos horizontes y ser capaces de llegar a gente de mediana edad y, por qué no decirlo, también al conjunto de personas que ya están jubiladas. Ya lo están empezando a hacer, pero queda todavía un largo trabajo en este sentido que creemos que va a ser culminado con éxito.

La nutrición es una de las grandes bajas que tiene el ser humano para tener una vida que sea lo mejor posible y que esté marcada por lo saludable y lo sano. Hemos pasado demasiados años obviando la importancia que tiene esto y poniéndonos en manos de una alimentación que no siempre ha sido responsable. Por eso, es hora de cambiar. Y estamos seguros de que todas aquellas personas que no lo hayan hecho todavía lo harán muy pronto. No se arrepentirán.