Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

El blog de Sixto

El tantra como terapia para sanar los desequilibrios sexuales

El tantra como terapia para sanar los desequilibrios sexuales

Para ayudar a una persona a desarrollarse mejor en su ámbito sexual, superando limitaciones, lográndose entregar a su pareja con confianza y seguridad y sintiéndose pleno consigo mismo, en mente y cuerpo, durante la práctica, se pueden aplicar una variedad de herramientas que involucran lo físico y lo espiritual, como es el caso del masaje tántrico.
ISOTIPO-SIXTBLOG

Para ayudar a una persona a desarrollarse mejor en su ámbito sexual, superando limitaciones, lográndose entregar a su pareja con confianza y seguridad y sintiéndose pleno consigo mismo, en mente y cuerpo, durante la práctica, se pueden aplicar una variedad de herramientas que involucran lo físico y lo espiritual, como es el caso del masaje tántrico.

El primer paso en la aplicación de tantra para fines terapéuticos es el chequeo previo emocional o físico por medio del test de los chakras o centros de energía. Este paso es muy importante porque es el que nos va a permitir saber el tipo de terapia a aplicar, los fines de la misma y al final, es lo que diferencia a esta técnica de un masaje cualquiera.

Luego, se pasa a la elección del tipo de terapia a aplicar. Por ejemplo, no es lo mismo aplicar un masaje tántrico a un paciente que tiene bloqueado el segundo y el cuarto chakra, los cuales están relacionados con el ámbito sexual, emocional y la armonía de la energía de amar, y por lo tanto no estará preparado para dejarse sentir emociones durante la terapia; quizá en este ejemplo, lo mejor es recurrir a un masaje emocional hindú que nos ayudará a remover, primero, las cicatrices emocionales.

Sin embargo, más allá de la técnica utilizada y de la experticia del terapeuta tántrico, el paciente debe saber que el será una pieza clave en el tratamiento, ya que es dentro de él donde podrá encontrar el verdadero guía hacia la sanación y que ese es un trabajo que nadie podrá hacer por nosotros.

En el caso de las parejas, el tantra también se muestra como una herramienta de gran valor que les puede ayudar a trabajar el respeto mutuo y el conocimiento a nivel individual.

Y, por último, a nivel espiritual, nos ayuda a aprender a  no reprimir, no juzgar y disfrutar plenamente de nuestra sexualidad.

Las diferentes técnicas tántricas

  • Masaje emocional hindú. Se trata de un masaje que se aplica al paciente preferiblemente desnudo y que difiere de un masaje tradicional porque busca lograr la armonía del ying y yang a lo largo de nuestro cuerpo. Así, durante su aplicación, las emociones se disparan hacia nuestras dos polaridades y nos permite disfrutar de todas aquellas sensaciones de placer que aflorarán, mientras que se deja salir por el medio del tacto cualquier trauma alojado dentro del paciente.
  • Masaje tántrico para los chakras. Este masaje se suele combinar con el masaje emocional Hindú o masaje tantra. Tenemos que conocer los diferentes centros energéticos para poder colocar las gemas correspondientes a cada uno de ellos y cumplir el objetivo principal de esta técnica, que es el de equilibrar todos los chakras bloqueados.
  • Masaje tantra. El objetivo de este masaje es ayudar a la persona a utilizar su energía creativa (Kundalini), de forma consciente, y en combinación de los Mandalas, las meditaciones, el yoga sexual y las danzas tántricas para lograr su sanación y desarrollo a nivel sexual. Aquí cabe a cotar que esta energía Kundalini no se debe trabajar si no están realmente abiertos todos los chakras. Esto porque si el terapeuta no analiza primero el estado de los chakras y solo procede a aplicar el masaje, puede terminar creando conflictos emocionales en vez de resolverlos, además de sentimientos de apego hacia el mismo terapeuta sobre la persona que va en búsqueda de la ayuda profesional.

El masaje tántrico

De todas estas técnicas, desarrollaremos mejor el masaje tántrico. Lo primero que debemos saber es que este tiene dos variantes:

  • El masaje tántrico con fines terapéuticos.
  • El masaje tántrico en pareja que se utiliza para mejorar la relación sexual.

En el caso que nos compete, que es el del masaje con fines terapéuticos, este aportará múltiples beneficios no solo a quien lo recibe, sino también al que lo aplica y se trata de una herramienta para ir atravesando la coraza corporal que el cuerpo ha ido formando y sanar las heridas emocionales que se esconden dentro de ella, por medio del trabajo realizado en la zona genital.

Este trabajo en el área genital no se trata de lo que parece a simple vista, va más allá de simples caricias. Se trata de lograr una reflexología sexual  del comportamiento humano ante el contacto físico y cómo vive dicho contacto, si con pudor, naturalidad, conexión, etc. Y ya que muchas veces lo que la persona que recibe el masaje exteriorizará no será agradable, ni si quiera de verlo, es una técnica que se recomienda solo cuando otros tratamientos no han dado resultado. Aquí, la importancia de que el terapeuta sea lo suficientemente profesional para poder saber a que personas aplicarlo y a cuales no.

El guía tántrico como terapeuta

Ya que hemos mencionado la importancia de la profesionalidad y experiencia del guía tántrico, pasaremos a desarrollar esta figura de la terapia tántrica.

Maite Domenech experta en masaje tántrico para fines terapéuticos, nos explica que la principal característica que debe tener un terapeuta tántrico es la humildad y por supuesto, el respeto, tanto por la práctica que se está llevando a cabo, como del paciente que se pone en sus manos, recibiéndole como un Ser Divino que tiene la humildad y valentía de acudir a él para mostrar sus vulnerabilidades.

El terapeuta debe saber escuchar y proponer experiencias que ayuden a conseguir los objetivos.

Objetivos del tantra como terapia

Estos pueden ser muy variados:

  • Generales: Depresión, ansiedad, enfado, rebeldía, no aceptación de enfermedades y diversidad funcional, etc.
  • Sexuales: anorgàsmia, vaginismo, dolor, adicción, trauma, complejos, etc.
  • De relación: Ausencia de sexo, dependéncia emocional, celos, rechazo, infidelidad, diferencias de valores, dificultad de comunicación, bloqueo emocional, etc.
  • Área fisioterapéutica: Dolor post operatorio y post parto, dolor prostático y de ovarios, hemorroides, fisuras anales, etc.

El Tantra como terapia

Como hemos dicho a la largo del artículo, el tantra se puede valer de diferentes técnicas para lograr los objetivos propuestos: Meditación, movimiento, voz, conversación, mirada, silencio, masaje, respiración, entrega, masturbación, etc.

Sin embargo, lo que nunca cambia es el papel que tiene la sexualidad como fuente de salud y transformación. Y es que por medio de ella y de su energía  es que el tantra logra elevar la conciencia, la emoción, el placer, la conexión con el cuerpo, el amor, la conexión y la plenitud del paciente y sobreponerse por encima de  los sentimientos resultantes de la represión social, tabúes, miedos y vergüenzas.

Beneficios del masaje tantra como terapia

En la actualidad, esta terapia está tan extendida gracias a a que ha probado ser digna y efectiva, obteniendo resultados duraderos. Entre los muchos beneficios que trae a quien lo practica están:

  1. Salud y curación:Esta técnica promueve el proceso de limpieza y purificación del individuo, valiéndose de una poderosa fuente de energía restauradora y activando puntos específicos de curación y liberación. De esta forma, se logran rehabilitar variados problemas de salud crónicos, reemplazándolos, a su vez, por hábitos nuevos y más saludables.
  2. Se eliminan las obstrucciones:Esta terapia permite encontrar el origen de los bloqueos que está viviendo una persona y liberarlos, siempre con cuidado y atención, para luego aplicar los métodos necesarios para su sanación. Así, el paciente sentirá el alivio, la satisfacción y la libertad que estaba buscando.
  3. Se solucionan las disfunciones:Este tipo de masaje purifica nuestro cuerpo, libera bloqueos, despierta la energía y la dispersa por todo el cuerpo, llenándolo de vitalidad. Como resultado, las disfunciones encuentran su cura y en conclusión, la vida de la persona que recibe el tratamiento se transforma completamente.
  4. Despierta todo el potencial de la persona:Aunque la mayoría de la gente piensa que cuando se llega al punto máximo de una experiencia, este dura solo un momento; pero en verdad, debería tratarse de un sentimiento extendido de felicidad, gratificación y éxtasis que dure varios minutos o en el mejor de los casos, horas. Lo que sucede es que la energía suele concentrarse en el área genital, ocasionando los orgasmos cortos y fugaces que conocemos. Entonces, la técnica del tantra logra que esta energía se disperse por todo el cuerpo y todo el ser, haciendo posible que este sentir se extienda y se manifieste en todo el cuerpo.
  5. Permite el autodescubrimiento: Esta práctica permite eliminar muchas impurezas mentales y emocionales que suelen crear confusión e ignorancia. Una vez libre de ellas, la persona tiene más libertad de conocerse a plenitud y trabajar en convertirse en la persona que quieren llegar a ser.
  6. Cumplimiento:A través de los efectos mencionados anteriormente, el masaje tántrico con fines terapéuticos puede llegar a renovar la vida del paciente, ayudándolo a liberarse de los problemas y traumas del pasado y permitiéndole afrontar su futuro en pleno conocimiento de quién es como individuo y con más claridad sobre lo que quiere, lo cual, a su vez, le permitirá alcanzar la alegría y la satisfacción genuinas.
  7. Despertando el espíritu: Pero, más allá de cultivar todos estos beneficios, el masaje tántrico también es una herramienta que sirve como puente hacia la búsqueda espiritual del individuo. Y es que cuando se aplica con los principios tántricos auténticos, puede dirigirnos hacia las profundidades de nosotros mismos permitiéndonos descubrir aspectos espirituales más profundos de nuestro ser.