Las farmacias como punto de salud de personas mayores

ISOTIPO-SIXTBLOG

Tener todas las herramientas necesarias para cuidar de la salud de todas y cada una de las personas que forman parte de la sociedad es algo que nunca podemos olvidar y que las instituciones públicas siempre han de fomentar. Desde luego, y dada la importancia del asunto del que estamos hablando, los ciudadanos y las ciudadanas debemos exigir que esas herramientas para el cuidado de la salud existan y que, además, sean efectivas. De lo contrario, es como si no existieran. El asunto del que hablamos es lo suficientemente serio como para que se nos tome en serio.

Existe un debate social en la actualidad que trata de valorar si la calidad de la sanidad (sobre todo la pública) sigue siendo tan grande como antes o no. Lo cierto es que las sucesivas crisis económicas en España han jugado una mala pasada a un sistema sanitario que, desde luego, no es malo pero podría ser mejor. Afortunadamente, todavía hay cosas buenas que decir de la sanidad en España… y una de ellas es el hecho de que contamos con una más que interesante red de farmacias repartidas a lo largo de todo el territorio nacional.

Somos uno de los países de Europa que cuenta con una mejor red de farmacias y creemos que eso no se valora lo suficiente. Un enorme porcentaje de la población española tiene la posibilidad de plantarse en uno de estos centros en un tiempo inferior a 15 minutos y eso es clave para que tengamos a mano todos los medicamentos que nos van a ayudar a combatir una enfermedad. Así es como se consigue incentivar todo lo que tenga que ver con la salud de las personas, un asunto clave para edificar aquello que llamamos como Estado del Bienestar.

Hay un asunto por el cual la presencia de las farmacias en nuestros pueblos y ciudades. Y no es otro que el del envejecimiento tan rápido que se está produciendo en España. Ya sabéis que, cuanto más años tiene el cuerpo humano, más dependiente se convierte de las medicinas. Por ende, hay que tener especial sensibilidad con este asunto, siendo una razón para ello la que nos comentan desde la farmacia San Félix, 75. Según sus profesionales, más del 50% de sus visitantes tienen más de 65 años y van necesitando una buena cantidad de medicamentos de uso diario para combatir los achaques de la edad.

Un envejecimiento que cada vez es más rápido

Como es lógico, nadie debe tener nada en contra de las personas mayores, faltaría más. Pero sí que es cierto que es un problema el hecho de que cada vez haya más gente mayor de 65 años en España y que, en contraposición, sea menor la cantidad de personas jóvenes o en edad de trabajar. Los problemas de índole económico (el pago de las pensiones) o social (la menor cantidad de mano de obra y la consecuente ampliación de la edad de jubilación) que provoca el envejecimiento de la población implican una inestabilidad que sería solucionada con la presencia de más gente joven en nuestros pueblos y ciudades.

Ya en el año 2018, el portal web del diario 20 Minutos lanzó una noticia en la que se aseguraba que España estaba envejeciendo a ritmo récord, principalmente porque existían 120 personas mayores de 64 años por cada 100 personas menores de 16. Existe un desequilibrio en este sentido y lo cierto es que nos debería preocupar que así fuera. Si cada vez hay menos personas en edad de trabajar, ¿cómo van a subsistir las empresas y el sector público?

Centrándonos ya en lo que ocurrió en el último año del que tenemos cifras, que fue el 2022, podemos decir que la situación se ha agravado con respecto a lo que acabamos de comentar del 2018. Y es que, el año pasado, el envejecimiento en nuestro país se disparó hasta el 133’5%, un dato que asusta y que no solo nos plantea los problemas que os acabamos de mencionar, sino que también pone de manifiesto que hay más gente susceptible de padecer problemas de salud como consecuencia directa de su edad. Esta es una razón más para cuidar de nuestro sistema sanitario y de la red de farmacias de las que se disponen en España.

Cuidar de todas las personas que conforman la sociedad es algo que siempre se debe reclamar por parte de la ciudadanía, pero prestar especial atención a las personas vulnerables, como lo pueden ser las más mayores, es una obligación ineludible. Si no fuera así, la sociedad perdería personas de un gran valor humano y que aportan al resto la experiencia que han ido adquiriendo a lo largo de las décadas. Ojalá que nunca dejemos de lado a los más mayores. Afortunadamente, la red de farmacias con la que contamos en España es fundamental para que eso nunca se produzca.

 

Publicaciones recientes

Los beneficios el turismo activo

El turismo es un sector bastante importante para la economía de bastantes países, como nos recuerdan desde ecoactivaturismo.es, puesto que lo que hace es impulsar

Comparte