El blog de Sixto

Receta de musaka griega con un toque manchego

Receta de musaka griega con un toque manchego

La musaka es una de las recetas griegas más conocidas en todo el mundo. Y es que este plato elaborado a base de berenjena está para chuparse los dedos. Además, hay una infinidad de versiones diferentes. Y en este caso te vamos a enseñar a preparar una receta de musaka griega con un toque manchego.
ISOTIPO-SIXTBLOG

La musaka es una de las recetas griegas más conocidas en todo el mundo. Y es que este plato elaborado a base de berenjena está para chuparse los dedos. Además, hay una infinidad de versiones diferentes. Y en este caso te vamos a enseñar a preparar una receta de musaka griega con un toque manchego.

Ingredientes

Para preparar esta deliciosa musaka necesitarás los siguientes ingredientes (para 4 personas).

  • 2 berenjenas
  • Medio kilo de carne picada
  • 1 cebolla
  • 1 zanahoria
  • Salsa de tomate
  • Queso manchego
  • Vino tinto
  • Caldo de carne
  • Salsa bechamel
  • Tomillo

Preparación

Una vez ya hayas conseguido todos los ingredientes puedes proceder a la elaboración del palto. Hay que tener en cuenta que la musaka es un plato que requiere de tiempo y dedicación en la cocina porque este plato se prepara aproximadamente en una hora, aunque depende de la maña en los fogones. Pero hay que señalar que aunque esta receta requiera de tiempo ningún paso tiene una alta dificultad.

Paso 1: Prepara las berenjenas

El primer paso para elaborar esta deliciosa musaka con toque manchego es preparar el ingrediente principal, las berenjenas. Para ello las debes lavar y cortar en láminas.

Además, una vez cortadas puedes aplicar este truco para eliminar su amargor. El truco consiste en envolver las láminas en papel absorbente con un poco de sal durante unos minutos. En este tiempo las berenjenas soltarán un poco de agua y se reducirá su amargor.

Paso 2: Fríe las berenjenas

Una vez que las berenjenas estén limpias, cortadas y con menos amargor ha llegado el momento de freírlas ligeramente. Cuando hayas frito todas las berenjenas resérvalas hasta el momento de montar la musaka.

Paso 3: Haz una boloñesa

El siguiente paso es hacer una boloñesa. Para ello debes comenzar a picar la cebolla y la zanahoria y ponerlas a dorar en una sartén. Una vez que estén las verduras blandas puedes añadir la carne picada.

Una vez que veas que la carne está bien cocina echa la salsa de tomate, un vaso de vino tinto y otro vaso de caldo de carne para conseguir un sabor espectacular en la salsa boloñesa.

Paso 4: Prepara salsa bechamel

Una vez que tengas la salsa boloñesa ha tocado el turno de ponerse con otra salsa necesaria para el plato, la salsa bechamel.

Si no sabes cómo hacer una salsa bechamel o nunca has hecho una te recomendamos leer este artículo de Directo Al Paladar en el que te explican el paso a paso y te dan algunos trucos para conseguir una salsa perfecta.

Pero básicamente debes poner un poco de mantequilla al fuego, cuando se haya fundido añadir la misma cantidad de harina y remover. Después hay que añadir la leche poco a poco sin dejar de remover hasta conseguir una salsa homogénea y sin grumos.

Aunque también hay que indicar que si quieres ahorrarte este paso venden bricks con salsa bechamel. Pero por supuesto el sabor no es el mismo que el de una salsa casera.

Paso 5: Monta la musaka

Una vez se tiene la berenjena frita y se ha preparado tanto la salsa boloñesa como la salsa bechamel ya se puede comenzar a montar la musaka en un recipiente apto para el horno.

Así, debes poner una primera capa de berenjenas. Sobre las verduras fritas debes añadir la boloñesa y después otra capa de bechamel. Cuando tengas un par de pisos con las tres mezclas se remata con bastante bechamel.

Y se cubre con queso manchego. Puedes cortarlo en finas láminas o rallarlo, como tú prefieras. Pero este tipo de queso le da un toque especial. “El queso manchego es graso, lo que combina muy bien con la musaka. Además su sabor marida a la perfección con el resto de ingredientes del plato griego”, explican desde Adiano, Queso Denominación de Origen Manchego Artesano.

Para coronar la musaka puedes echar un poco de tomillo seco sobre el queso, aunque esto depende de tus preferencias y de si te gusta este toque aromático.

Paso 6: Hornea el plato

Y el último paso es el de hornear. Lo aconsejable es haber precalentado el horno previamente durante al menos 10 minutos a unos 160 grados. Una vez esté caliente mete la musaka y déjala durante 20 minutos aproximadamente. Por último, antes de sacar el plato sube la temperatura del horno a 200 grados y deja gratinar durante 3 minutos. Aunque hay que indicar que estos tiempos son orientativos, porque depende del propio horno.

Pero siguiendo estos pasos ya tendrías lista tu deliciosa musaka griega con un toque manchego.