Recupera tu sonrisa con estos eficaces tratamientos.

ISOTIPO-SIXTBLOG

La sonrisa es algo fundamental para todos nosotros, ya que puede llegar incluso a acomplejarnos seriamente si no la tenemos bien cuidada. El motivo principal del origen de estos complejos lo encontramos cuando miramos como está cimentada esta sociedad llena de superficialidad; en esta sociedad están mal vistos los dientes torcidos, amarilleados y con alguna manchita de sarro.

Es difícil entenderlo ya que precisamente lo que no nos da sensación de naturalidad, son los dientes de color blanco nuclear que salen en los anuncios. Sin embargo y por desgracia es lo que está mejor aceptado. Aparcando el tema de la estética, también existen motivos de salud que pueden no sólo hacernos perder nuestra confianza a la hora de sonreír, sino además traernos dolores de toda clase.

Por ello, en este artículo en vez de promover el movimiento “sonrisa perfecta” para estar guapos, vamos a hablar llanamente de los problemas más comunes que podemos sufrir en nuestra dentadura y de los tratamientos más eficaces que existen para combatirlos.

Problemas más comunes en los dientes.

Cuando somos pequeños y vamos al dentista, nuestros dientes están aún en crecimiento, y aunque podamos padecer algún que otro problema de caries, por lo general no llega a ser tan serio como los problemas que podemos padecer al crecer.

Si mantenemos una buena higiene bucal lavándonos los dientes a diario, usando algún que otro enjuague y vamos regularmente al dentista, nuestros dientes crecerán sanos. Además, en el caso de que crezcan torcidos, nos podemos poner un aparato corrector a partir de cierta edad el cual para corregir nuestra dentadura.

Sin embargo, cuando somos adultos el asunto cambia y se vuelve más serio. Por ello, vamos a identificar los problemas más comunes que podemos sufrir, así como las causas por las que se originan dichos problemas en nuestra boca.

  1. Enfermedad de las encías.

Los problemas de encías se colocan cómo los primeros de la lista, y es que no sólo son los más comunes tras las caries, sino también los más peligrosos.

Las enfermedades de las encías pueden originarse por múltiples factores, desencadenando en nuestra boca una serie de problemas que van desde el más sencillo hasta el más grave:

  • Gingivitis.

Muchas personas sufren esta enfermedad y no es tan grave si la tratamos correctamente. Causa mal aliento, debilidad de la encía y sangrado al cepillarnos. Se puede tratar a través del tratamiento de limpieza dental, así como siguiendo una correcta rutina de higiene dental.

  • Periodontitis, considerada la enfermedad más grave de los dientes.

La periodontitis puede provocar la pérdida del diente, así como la destrucción del tejido de soporte dental. Lo peor que tiene esta enfermedad, es que puede afectar a otras partes del cuerpo, ya que la bacteria que lo provoca puede entrar en el torrente sanguíneo a través de las encías. De hecho, existen estudios que determinan que dicha enfermedad puede aumentar el riesgo de sufrir ictus y Alzheimer.

  1. Sensibilidad dental.

La sensibilidad dental es común en los adultos y puede ser el resultado de la recesión de las encías, la exposición de la raíz del diente, la caries dental o el bruxismo.

Es un problema que afecta a un 25-35% de la población, y causa una sensación tan desagradable, que empuja a estas personas a no querer ingerir apenas alimentos o bebidas.

  1. Desgaste dental.

El desgaste dental viene de la mano del envejecimiento de la propia persona o incluso de problemas como el bruxismo, el cual hemos mencionado en el punto anterior.

El bruxismo ocurre cuando la persona que lo sufre rechina o aprieta los dientes generalmente al dormir, aunque también puede ocurrir cuando está despierto a modo de tic nervioso.

La ira y los problemas de estrés son los principales causantes del bruxismo y del consiguiente desgaste dental.

  1. Pérdida de dientes.

Cuando ocurren problemas como la periodontitis y otros, la pérdida del diente está a la orden del día.

Si tenemos una mala higiene dental, además de realizar escasas visitas al dentista y sufrimos una de estas enfermedades, acabaremos corriendo el riesgo de perder algún diente.

Como hemos visto anteriormente, las enfermedades de las encías en estado grave son las principales causantes de dicho problema, aunque también podemos perder un diente por un traumatismo dental o una enfermedad sistémica.

Tratamientos eficaces contra los problemas dentales.

A continuación, vamos a hacer una lista de tratamientos para curar dichos problemas y poder recuperar la salud de nuestra sonrisa, ante todo.

  1. Los problemas de encías se solucionan con los siguientes tratamientos:

Si sospechas que puedes sufrir de problemas de encías, visita a tu dentista cuanto antes. El sangrado al cepillarte puede estar avisándote de una gingivitis o un problema parecido.

Ante ello, puedes seguir los siguientes consejos:

  • Mantén una buena higiene oral diaria y cómprate una pasta de dientes con flúor, apta para problemas de encías y sensibilidad dental.
  • Pásate el hilo dental siempre antes de cepillarte y enjuágate con un enjuague bucal apto para problemas de encías tras el cepillado.
  • Coge cita para el dentista y sugiere una limpieza dental para eliminar la placa y el sarro de las encías y los dientes.
  1. Para la sensibilidad dental y el desgaste puedes ayudarte de la siguiente manera:

Te recomendamos seguir una buena higiene dental como en el paso anterior, para evitar cualquier problema dental. De igual manera, usa pastas dentífricas adecuadas para tu problema (en este caso, de sensibilidad dental) en vez de usar una genérica. También puedes:

  • Usar un cepillo de dientes suave para reducir la sensibilidad.
  • Usar protector bucal nocturno.

Si el rechinar bruxismo es la causa de la sensibilidad dental, usa un protector bucal nocturno para proteger tus dientes y reducir la sensibilidad.

  • Evitar alimentos y bebidas ácidas.

Los alimentos y bebidas ácidas pueden desgastar el esmalte dental y empeorar la sensibilidad. Limita el consumo de alimentos y bebidas como cítricos, refrescos, café y vinagre.

  • Usar enjuagues bucales “desensibilizantes”.

Los enjuagues bucales con propiedades desensibilizantes pueden ayudar a aliviar la sensibilidad dental.

  1. Para combatir la pérdida de dientes, es conveniente:

Si el problema no se puede solucionar aplicando ninguna limpieza, tratamiento dental o mantenimiento, puedes realizarte un implante dental.

Los implantes dentales siempre son una buena opción en lugar de una dentadura postiza, ya que devuelve la sensación de naturalidad a tu boca, como si volvieras a tener dientes de nuevo. Además de ayudarte estéticamente y permitirte comer y hablar como siempre, su implantación estimula el crecimiento del tejido óseo tras haber sufrido la pérdida del hueso. Puedes consultar esta y más ventajas del tratamiento de implantología visitando la página web de la clínica ICOA.

Existen muchos tratamientos que ayudarán a que tengas confianza y salud en tu boca de nuevo, pero ¡no te olvides! el primer paso (y el más importante) debes darlo tú, manteniendo una buena higiene dental a diario.

Publicaciones recientes

Comparte