Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

El blog de Sixto

¿Conoces la roncotapia?

¿Conoces la roncotapia?

Aquel chico «de cara sonrojada que dormita y ronca mientras espera en la mesa; se duerme fácilmente y entonces deja de respirar», tal como escribió el escritor brillante  Charles Dickens, probablemente padecía una enfermedad conocida como apnea hipoapnea. O lo que es lo mismo: Roncar. Puede ser uno de los verbos más odiados del diccionario. Y es que el que lo tiene que padecer todas las noches lo sabe. “Yo no ronco, no me oigo”, es la frase graciosa que siempre escuchas. Sin embargo, detrás de un ronquido puede haber un problema grave.
ISOTIPO-SIXTBLOG

Aquel chico «de cara sonrojada que dormita y ronca mientras espera en la mesa; se duerme fácilmente y entonces deja de respirar», tal como escribió el escritor brillante  Charles Dickens, probablemente padecía una enfermedad conocida como apnea hipoapnea. O lo que es lo mismo: Roncar. Puede ser uno de los verbos más odiados del diccionario. Y es que el que lo tiene que padecer todas las noches lo sabe. “Yo no ronco, no me oigo”, es la frase graciosa que siempre escuchas. Sin embargo, detrás de un ronquido puede haber un problema grave. Hoy vamos a conocer un poco más sobre las terapias que hay en el mercado, de la mano de Mesiodens, nos adentramos en este tratamiento para conocer mucho más con estos especialistas.

Se llama roncotapia pero también es denominada como el Síndrome de Apnea-Hipopnea del Sueño ( SAHS). Se trata de una patología grave que se caracteriza por episodios repetidos de obstrucción de la vía aérea superior durante el sueño profundo, con pausas respiratorias de 10 a 30 segundos. Numerosos estudios evidencian que el SAHS es una enfermedad muy prevalente, representando un grave problema de salud pública. Así, se ha demostrado que el SAHS está asociado con el deterioro de la calidad de vida, la presencia de hipertensión arterial, el desarrollo de enfermedades cardiovasculares y cerebrovasculares, entre otras consecuencias, como accidentes de tráfico debidos a la falta de sueño.

Causas

Las causas más comunes para padecer roncopatía y la apnea son la obesidad, obstrucciones nasales, como por ejemplo pólipos, desviación de tabique, un paladar blando demasiado grande y el hipotiroidismo, entre otras. El hecho común en todas las situaciones es que haya un estrechamiento permanente o funcional, que puede tener su origen en diversos niveles de la vía aérea superior, produciendo una vibración intensa sobre las paredes de la faringe, que lo transforma en el sonido que percibimos como ronquido.

La solución

Es una férula especialmente indicada para la apnea del sueño y los ronquidos. (Para determinados casos, y ya previamente diagnosticados): Es eficaz para roncopatía simple, apneas leves y moderadas, y puede mejorar apneas más graves en aquellos pacientes que no están dispuestos a usar o que no toleran la terapia CPAP.

Consejos

Ahora bien, este tratamiento le tenemos como última opción, es cierto que la apnea se puede ir aminorando si tenemos hábitos de vida más sanos. Aquí te vamos a dar una serie de consejos que te pueden hacer vivir mejor y poder evitar la roncotapia.

Está demostrado que el ronquido empeora durmiendo boca arriba, por lo que se debe evitar dormir en esa posición. No es broma que si te pones de un lado, puedes evitar roncar. La frase de “ponte de un lado” que se suele escuchar en las noches es más que cierta.

  • El aire seco puede irritar e inflamar la mucosa nasal. Comprar un humidificador puede ser útil ya que viene muy bien para refrescar el ambiente.
  • También está demostrado que algunas comidas contienen alérgenos que causan reacciones y pueden contribuir en estrechar las vías aéreas. Sería conveniente identificarlas y estudiar posibles alergias.
  • Y lo que está más que demostrado es que beber en la noche, provoca roncar mucho más. Por eso hay que evitar bebidas alcohólicas al atardecer, ya que el alcohol produce la relajación de la musculatura de la faringe, haciendo que vibre el aire al pasar, provocando el ronquido. Por supuesto, el tabaco reseca e inflama las mucosas, por lo que se desaconseja totalmente.
  • También existen ciertos medicamentos para dormir que empeoran el ronquido y la severidad de la apnea del sueño. Eso habría que consultar con el médico para poder solucionarlo.
  • Luego hay soluciones caseras, como por ejemplo, puede ser útil elevar el cabecero de la cama o utilizar más de una almohada. La cirugía puede ser una alternativa, sobre todo en casos de anomalías anatómicas, aunque lo mejor es no llegar a esta situación.

El ronquido… como consecuencia, se produce un sonido a modo de ronquido, provocando problemas de sueño, cansancio y respiración, además de otros derivados. La verdad es que no hay nada más molesto. No es broma cuando se dice que muchas parejas tienen que separarse como consecuencia de los ronquidos de uno o de otro. Además, se ha demostrado que muchas parejas ya duermen por separado. Está demostrado que los hombres roncan más y es por algo muy curioso: la abertura de la orofaringe de los hombres suele ser de mayor tamaño que la de las mujeres.