Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

El blog de Sixto

El tabaco afecta a la salud bucodental

El tabaco afecta a la salud bucodental

Todos sabemos que el tabaco es perjudicial para la salud en general, pero en esta ocasión nos vamos a centrar en las consecuencias negativas que genera este perjudicial hábito en la boca. Vamos a conocer cómo el tabaco puede afectar a la salud bucodental y los efectos negativos que causa en la dentadura.
ISOTIPO-SIXTBLOG

Todos sabemos que el tabaco es perjudicial para la salud en general, pero en esta ocasión nos vamos a centrar en las consecuencias negativas que genera este perjudicial hábito en la boca. Vamos a conocer cómo el tabaco puede afectar a la salud bucodental y los efectos negativos que causa en la dentadura.

  • Desgasta las piezas dentales

Una de las consecuencias negativas del consumo de tabaco que se aprecia fácilmente en los fumadores es las piezas dentales se desgastan con mayor facilidad y rapidez. Esto se debe a las sustancias nocivas que contiene el tabaco, ya sea cigarrillo, tabaco de mascar o un puro habano. Y es que estas sustancias son muy abrasivas en los dientes, pero además, al mezclarse con la saliva desgasta todavía más los dientes.

  • Vuelve las encías negras y tiñe los dientes

Pero el tabaco no solo desgasta las piezas dentales, también vuelve las encías negras y tiñe los dientes. Una cuestión afecta a la estética de la sonrisa y aporta un color a la dentadura característico de personas fumadores.

Sobre la decoloración de las encías hay que señalar que es una consecuencia que genera la nicotina. Y la mejor solución para evitar tener las encías negras u oscurecidas es dejar de fumar.

Pero además de cambiar de color las encías el tabaco también oscurece la dentadura y las piezas dentales adquieren un tono más amarillento u oscuro. Como solución se puede realizar una limpieza dental o un blanqueamiento, pero esto solo son parches, ya que el remedio a largo es plazo es dejar de fumar.

  • Hay mayor riesgo de padecer periodontitis

Otro problema de salud bucodental relacionado con el tabaco es que los fumadores tienen mayor riesgo de padecer periodontitis, una enfermedad de las encías que las inflama y que si no es tratada a tiempo puede generar la pérdida irreparable de piezas dentales.

“El riesgo de padecer periodontitis es tres veces mayor en fumadores que en personas no fumadoras. Un riesgo mucho mayor porque el tabaco ocasiona que la inflamación de las encías sea más difícil de percibir por lo que el diagnóstico se ralentiza. La inflamación es más difícil de apreciar porque el tabaco tiene efecto vasoconstrictor, es decir, que disminuye los síntomas más evidentes de la periodontitis como sangrado en las encías, enrojecimiento o inflamación”, explican desde Galván Lobo, clínica dental en Valladolid.

Además, desde este centro indican que las respuestas a los tratamientos son peores en pacientes fumadores. “Los tratamientos de las encías tanto básicos como avanzados son mucho peores en este tipo de pacientes. Aun siendo beneficioso el tratamiento periodontal en pacientes fumadores la evolución esperada es un 50% menos favorable que en personas no fumadores. Esto no quiere decir que el paciente fumador no tenga que tratarse; sino todo lo contrario, deberá ser riguroso con sus cuidados bucales ya que tiene un incremento en el riesgo a sufrir problemas por los efectos nocivos del tabaco”, señalan desde esta clínica dental.

  • Provoca halitosis

Otra realidad del tabaco es que provoca halitosis, es decir, mal aliento. Esto se debe a que el humo del tabaco altera la flora bacteriana de la boca y porque los cigarrillos hacen que se salive menos. Y la saliva es el elemento natural con el que la boca se protege de las bacterias.

Pues bien, lo casos de halitosis pueden suponer un gran problema al generar inseguridad y tener miedo a las relaciones sociales. Pero es que algunos fumadores ni siquiera saben que tienen mal aliento porque el mal olor de su boca no lo detectan. Y esto también es consecuencia del tabaco ya que altera el olfato y hace que las mucosas nasales se acostumbren a su olor.

  • Los fumadores tienen caries más profundas

Y la última afección bucodental relacionada con el consumo de tabaco es que los fumadores suelen tener caries más profundas. Sí, pero lo vamos a explicar un poco mejor. Las caries son un problema bucodental bastante común, se dan tanto en pequeños como en mayores. Sin embargo, está demostrado que las caries se agravan en fumadores porque el humo nocivo del tabaco debilita la dentina, lo que provoca que la caries sea más profunda y su situación empeore rápidamente. Incluso en algunos casos el tabaco hace que las caries sean bastante difíciles de tratar por parte de los profesionales.

En definitiva, si eres fumador y todavía te faltan motivos para dejar el tabaco atrás aquí habrás encontrado algunas consecuencias negativas en la salud bucodental bastante desconocidas.