El blog de Sixto

Elegir un abogado de acuerdo a nuestras necesidades no es fácil

Elegir un abogado de acuerdo a nuestras necesidades no es fácil

El hecho de la elección de un abogado que responda a lo que necesitamos no es algo sencillo. Los abogados en los últimos años, por un conglomerado de razones, es una de las figuras más desprestigiadas del país, pues no es como antes que, en cuanto se solía decir que una persona era abogado, parecía que se le miraba con respeto y que era alguien sabio.
ISOTIPO-SIXTBLOG

El hecho de la elección de un abogado que responda a lo que necesitamos no es algo sencillo. Los abogados en los últimos años, por un conglomerado de razones, es una de las figuras más desprestigiadas del país, pues no es como antes que, en cuanto se solía decir que una persona era abogado, parecía que se le miraba con respeto y que era alguien sabio.

A nadie se le escapa que en las encuestas realizadas, pasan a ser de los profesionales que menos confianza llegan a generar.

Pensemos que existen muchos profesionales que se dedican a la abogacía y sí que es cierto que, como nos dicen estos abogados de reclamaciones por negligencias médicas, hay algunos profesionales que optan por el camino abaratar costes y eso al final termina pagándolo el cliente.

No se habla de vender frutas, es asesoramiento legal y los profesionales que trabajan en la abogacía han tenido que formarse. Sí que es necesario que hay que adaptarse a las condiciones en la actualidad, debiendo flexibilidad temas tan sensibles como los precios, las formas y poder adaptarse a los tiempos nuevos y a la tecnología. Todo eso es necesario, pero no debe ser de cara a que se de un pésimo servicio legal a la clientela.

Pensemos que unos años de ejercicio, pues se puede constatar las equivocaciones más importantes que se cometen cuando se contrata un abogado.

Vamos a ver los errores más habituales y cuando se elija mal al abogado que nos vaya a defender.

El que solo se base solo en el precio

Los precios pueden llegar a ser una opción distinta, pero esto nunca deberá ser lo que nos pueda impulsar a que nos quedemos con un profesional o con otro.

Pensemos que los abogados, tienen que formarse, pues llegan a estar estudiando, como mínimo 4 o 5 años de su carrera universitaria, a lo que se suman los máster o posgrados para especializarse, así como comprar libros, apuntarse a cursos, pertenecer a algún tipo de asociación, contar con experiencia hace que sea necesario que una serie de costes.

De cara a que se puedan dar respuestas en el momento o no, pero exacta, necesitan varios elementos que van a tener un coste, además de los que podemos decir que son innatos al propio ejercicio y donde es adquiere gran importancia el propio mantenimiento del despacho, los suministros, web, los dominios, la nueva tecnología y otra serie de cosas que los usuarios no suelen pensar en ellas, lo que hace que se paguen los honorarios de cara a que se pueda dar un servicio mejor.

Todo ello es normal que tenga un precio y por mucho que queramos abaratarlo, no se puede dar un servicio de verdadera calidad cuando no pagamos un mínimo, no pudiendo presentarse una demanda donde será necesario un trabajo de estudio previo que sea importante, tanto a nivel de redacción, buscar jurisprudencia o la legislación.

Siempre suelen invertir bastante tiempo en que se entable el contacto con la clientela y en las propias negociaciones con el contrario, cuando no se paga por esto.

Pensar que el abogado no habla demasiado en juicio o que hable menos que la otra parte es hacerlo mal

A todos nos gusta mucho que hablen los abogados y vayan a exponer un largo discurso en el que se explique el caso nuestro, así como una contra de gran detalle. De esa forma, es como que pensamos que vamos a tener mayores posibilidades de que se gane el juicio. Esto puede dejar la sensación de que se le meta una paliza a nivel dialéctico que va a ser de gran ayuda para que se haga justicia.

El caso es que no siempre es bueno mantener esta postura, pues de debe pensar que el juicio puede ser el enésimo de la mañana y que si el nuestro es a la 1 de la tarde, el juez es posible que tenga o demuestre una menor atención, pues al final todos somos humanos y podemos tener un mal día.

Por lo tanto, es posible que se puedan decir menos cosas con mayor concreción e incidiendo solo en lo que no haya quedado meridianamente claro en la demanda sin que se repitan en varias cosas lo mismo, lo que puede ser una buena alternativa que una gran explicación donde el juez haga ya bastante rato que se haya desconectado del asunto y esté pensando en otras cosas.

Las demandas cuanto a mayor número de gente mejor

Lo más común es escuchar que el abogado de un cliente ha demandado a todos. Los clientes que dicen estar contentos, puede que vean a siete personas hablando y negociando en el juicio contra el abogad, por lo que es posible que piense que el letrado es de lo mejor y va a ser capaz de luchar contra todo y contra todos.

A veces puede que sea necesario que se dirija la demanda en cuestión contra una serie de personas o de empresa de cara a evitar que se pueda inadmitir, pero hay compañeros que pueden tener tendencia al abuso de esto para que el cliente pueda valorar más, puesto que multitud de veces es posible que se prescinda de bastantes de las partes que se demanden. Esto ocurre con bastante frecuencia en el sector laboral, donde se va a demanda a multitud de personas que de primeras es posible que no tengan nada que ver con este asunto.

Contratación del abogado solo cuando se pueda producir el problema

En ocasiones, asesorar de forma preventiva, lo que pueda ayudar es a que no tengamos bastantes dolores de coco y que tengamos que gastar mucho más dinero con posterioridad.

Se suele acudir a los profesionales cuando la situación se lía mucho, pero cuando se actúa con un asesoramiento por parte de un profesional por 70 0 100€ dependiendo de los profesionales, sí que es cierto que se pueden evitar algunos conflictos posteriores.

Los abogados mediáticos no tienen que ser mejores que otros que no lo sean

Los abogados que son famosos no tienen que ser mejores que otros que no lo sean

Bastante gente lo que hace es dejarse aconsejar por prensa, anuncios, publicidad y lo cierto es que en este sentido un abogado de los denominados famosos o mediáticos, no tienen por qué ser los mejores.

Sí que es cierto que no se pone en duda el que un profesional sea mejor o peor por esto. Todos los profesionales se buscan su forma de publicitarse o promocionarse, pero no se debe elegir a un profesional de la abogacía por este motivo porque pueda aparecer más o menos en los medios de comunicación.

En no pocas veces, los clientes es posible que lleguen asustados al comentar que el abogado de la parte contraria era bastante conocido en prensa o televisión. A esto no se le debe dar importancia, puesto que se pueden ganar muchas veces casos a los abogados mediáticos, que no deben ser mejores o peores que uno que no tenga tanta presencia.

Pensemos que la tranquilidad como tal ha terminado por llegar a la clientela cuando cuentan con una sentencia a su favor.

Bastantes veces, los abogados que lleva el caso en cuestión, es diferente al que se le llega encomendar el asunto, ya que al aparecer tanto en los medios, no se puede llegar a todos y al final lo que ocurre es que lo termina llevando el clásico becario con el que incluso no hayamos hablado nada.

Creemos, con sinceridad, que si se siguen esta serie de pasos, es bastante más asequible hacer una buena elección en materia de abogado. Algo que puede ser útil si por ejemplo pensaste en divorciarte, por lo que lo más recomendable es leer el post con los pasos que tengas que seguir para que el divorcio de mutuo acuerdo pueda ser un verdadero éxito.

Así que ya sabes, si crees que este artículo puede ser de gran interés para elegir un buen abogado, no dudes en seguir los consejos que te hemos dado y en compartir el contenido con los amigos, familiares o compañeros de trabajo, pues lo cierto es que cuando tenemos problemas a nivel legal, la elección de un gran bufete de abogados es importantes.

Eso sí, siempre solemos recomendar que se tome la decisión siempre que sea posible con tranquilidad. De esta forma, vamos a poder contar con un buen abogado, pues así tu caso podrá tener mayores posibilidades de que termine finalmente a tu favor.

Así que nada, esperamos que el artículo haya sido de interés y así ese éxito en el caso llegue y además con un coste ajustado y una atención al usuario que siempre debe ser de altura, pues a todos nos gusta que nos atiendan como es debido, pues de esta forma podemos recibir ese asesoramiento que necesitamos.

Desde aquí nuestros mejores deseos y no olvides los puntos que te hemos dicho, pues son claves para acertar y que todo responda a lo que pidas.