Gingivitis y periodontitis, las enfermedades periodontales más comunes

ISOTIPO-SIXTBLOG

Enfermedades periodontales, las más comunes son la gingivitis y la periodontitis y se producen por la acción de las bacterias. ¿Sabías que en la boca habitan más de 700 tipos de bacterias?

Las enfermedades periodontales, gingivitis y periodontitis, son las más frecuentes en el ser humano. Entre un 85% y un 90% de la población de más de 35 años padece alguna de estas patologías. 

¿Qué es una enfermedad periodontal? Una enfermedad periodontal es la que afecta al periodonto, que es el aparato de inserción de los dientes que los une a los huesos de los maxilares. Está conformado por la encía, el ligamento periodontal, el cemento radicular y el hueso alveolar. 

Gingivitis y periodontitis, enfermedad periodontal

Desde SMILE MORE CLINIC, clínica dental en Málaga con tratamientos de calidad y con los últimos avances tecnológicos, nos explican que la gingivitis y periodontitis son enfermedades periodontales. La enfermedad periodontal es una enfermedad cuyo origen es bacteriano e infeccioso, afecta a los tejidos que soportan la pieza dental. Progresa de forma lenta desde los tejidos más superficiales, como la encía, hasta lo más profundo, el hueso. Tiene fases de exacerbación y remisión, pero puede llegar a un periodo irreversible, en la que los dientes presentan movilidad, causando la pérdida dental. 

La gingivitis y periodontitis, la enfermedad periodontal, es la causa más habitual de pérdida de piezas dentales en la población española. 

¿Sabías que en mayores de 35 años solo el 10%-15% tienen las encías sanas? El 50%-60% tienen gingivitis y el 25%-28% tiene periodontitis. 

En la gingivitis y periodontitis, la enfermedad periodontal no causa dolor. La señal de alarma en gran parte de los casos es el sangrado de las encías durante el cepillado. 

Es fundamental detectar y tratar esta enfermedad a tiempo, para frenar su avance. Por ello, es necesario realizar revisiones periódicas al dentista. Te recomendamos visitar tu clínica odontológica una o dos veces al año. 

Gingivitis y periodontitis, infección superficial y profunda de la encía

En la gingivitis y periodontitis existe una infección en la encía. La gingivitis o encías inflamadas es una infección superficial de la encía. Se acumulan bacterias debajo de la encía y esto produce su inflamación. Es el inicio de la enfermedad periodontal, la encía aparece inflamada, enrojecida y sangrante. 

Lo bueno es que en este estado, la enfermedad todavía es reversible porque no hay destrucción de tejidos. 

La periodontitis o piorrea es una infección profunda de la encía. Se trata del progreso de la enfermedad. En esta fase el hueso de soporte del diente se destruye, dando lugar a la formación de las bolsas periodontales. Es en este momento cuando comienza la movilidad y la migración de las piezas dentales que acaba con la inestabilidad o pérdida del diente. La periodontitis o piorrea repercute en la salud general, por ejemplo, aumenta el riesgo cardiovascular, diabético o parto prematuro. 

Gingivitis y periodontitis. La prevención de estas enfermedades es fundamental. La prevención se basa en el control de la gingivitis y evitar una evolución de la periodontitis. 

Para lograrlo, hay que eliminar por completo la principal causa que es la placa bacteriana y el sarro. ¿Cómo? Mediante higienes dentales, profilaxis y revisiones periódicas al dentista. Además, una buena higiene con cepillado dental diario, después de cada comida y antes de acostarse, es básico para controlar y eliminar la placa bacteriana adherida al diente. También se deben utilizar cepillos interdentales y seda para limpiar los espacios entre los dientes. Se tiene que complementar con enjuagues dentales y soluciones antisépticas que recomiende el odontólogo. 

Gingivitis y periodontitis, ¿Cuáles son las diferencias?

Existen diferencias entre gingivitis y periodontitis. ¿Cuáles son las diferencias entre la gingivitis y la periodontitis? En odontología existe una enfermedad que por excelencia causa mucho pavor y que, además, es muy frecuente, esta enfermedad es la gingivitis. Si no se trata a tiempo puede desembocar en una periodontitis. 

¿Cómo evitar la gingivitis y periodontitis? Evitarlas es sencillo, siguiendo las medidas de higiene adecuadas y con revisiones periódicas al dentista. Existe tratamiento para la gingivitis y periodontitis, pero su éxito depende siempre de que la enfermedad sea tratada a tiempo. La principal diferencia entre gingivitis y periodontitis es que la gingivitis es reversible, pero con la periodontitis es diferente porque puede causar la pérdida de las piezas dentales. 

Puedes pensar que son enfermedades de personas mayores, pero la pérdida de dientes no es exclusiva de mayores. Y es que, cada vez son más las personas jóvenes las que sufren problemas de gingivitis y periodontitis. Hay hábitos que hacen que los dientes y encías acaben enfermos, como por ejemplo, fumar, abuso de azúcar o estrés diario. 

La gingivitis, diferencia con la periodontitis, ¿Cuál es? La gingivitis provoca el sangrado de las encías y su inflamación. Esto se produce porque las encías se llenan de bacterias. Esta enfermedad, bien tratada, no reviste especial gravedad a diferencia de la periodontitis. Pero, ¡ojo! Es un primer signo de alarma ante el que hay que tomar medidas para que la enfermedad no se agrave. 

La gingivitis

Esta patología, la gingivitis, está provocada o generada por la placa dental que contienen ciertas bacterias que con el tiempo afectan a la salud bucodental. Para evitar esta enfermedad, el paciente debe seguir una buena higiene dental y realizar dos visitas anuales al odontólogo para realizar una higiene profesional que ayude a prevenir la gingivitis. En caso de padecerla, el especialista aplicará el tratamiento adecuado según la gravedad o fase de esta enfermedad. 

Una gingivitis sin tratar evoluciona en una periodontitis, que también se conoce como piorrea. La periodontitis es una patología más grave y dañina que produce la inflamación de las encías, pero además afecta al hueso alveolar y al resto de tejidos. 

Fase avanzada de la periodontitis

Periodontitis, diferencias con la gingivitis. A la periodontitis también se le conoce como piorrea. La principal diferencia con la periodontitis es que ya no solo están afectadas las encías, sino también el hueso alveolar y los tejidos del periodonto. 

La solución para esta enfermedad es complicada y lo más posible es que el diente se caiga o se parta. Por ello, la atención debe ser urgente y el tratamiento ha de seguirse estrictamente según la prescripción del odontólogo. 

En la periodontitis severa y en casos graves, la presencia de piorrea afecta a la estética y funcionalidad de la boca y además, deriva en dolencias más importantes, como los problemas cardiovasculares. 

En fundamental una buena higiene de la boca. Hay que cepillarse con un cepillo idóneo y de forma correcta los dientes, las encías y la lengua, al menos dos veces al día y sobre todo después de tomar alimentos azucarados. Debes evitar los dulces y emplear hilo dental para limpiar la suciedad en zonas de difícil acceso con el cepillo. 

Además, es necesaria una limpieza bucal profesional en la clínica odontológica dos veces al año para eliminar el sarro, curar las posibles caries y tratar cualquier afección de las encías. 

Gingivitis y periodontitis, una visita a tiempo al odontólogo, marca la diferencia entre gingivitis y periodontitis. 

Existen diferentes tratamientos para la salud y estética de las encías, como son: tratamiento para la gingivitis, tratamiento para la periodontitis, limpieza dental o profilaxis, sangrado de las encías, estéticas de las encías, encías retraídas. 

 

Publicaciones recientes

Comparte