Los 10 errores más comunes al cepillarse los dientes

ISOTIPO-SIXTBLOG

El cepillado de dientes es una tarea que realizamos de manera automática, casi inconsciente. Porque la realizamos cada día y varias veces al día. Por eso hay muchas personas que cometen errores en cada cepillado que hacen que sus dientes lo luzcan tan sanos, limpios y bonitos como debería. Para evitarlo en este artículo vamos a indicar los 10 errores más comunes al cepillarse los dientes.

  1. Usar demasiada pasta de dientes

Un error común que cometen muchas personas al comienzo del cepillado es usar demasiada pasta de dientes. Y es que existe el pensamiento generalizado de que por emplear mayor cantidad los dientes van a quedar más limpios. Pero para nada.

“Es suficiente con un utilizar una cantidad de pasta similar al tamaño de un guisante. Esta cantidad es más que suficiente para realizar un buen cepillado, no hace falta llenar de pasta todo el cepillo”, confirman desde Mavident, clínica dental  en Don Benito y Hornachos.

  1. Mojar demasiado el cepillo

Otro fallo que comete mucha gente es mojar demasiado el cepillo. Algunas personas lo hacen además después de echar la pasta de dientes sobre las cerdas lo que hace que el agua se lleve la mitad de la pasta. Pero es que además si se moja demasiado el cepillo las cerdas no tienen la capacidad suficiente para retirar la suciedad.

  1. Apretar demasiado el cepillo

También hay muchas personas que utilizan el cepillo con mucha fuerza y agresividad. Y esto es gravemente perjudicial para la dentadura porque puede dañar las encías y debilitar el esmalte dental. Pero incluso se pueden generar problemas más graves como sensibilidad dental, retracción de las encías o caries en las raíces.

  1. No lavarse la lengua

Muchas personas al cepillarse los dientes se olvidan de la lengua, pero hay que prestar especial atención durante el cepillado a esta zona de la boca. Y es que es en la lengua donde más suciedad y bacterias se acumulan.

Por eso hay que cepillarse la lengua. Muchos cepillos de dientes tienen una parte diseñada a la raspar la lengua y poder eliminar toda la suciedad. Pero el instrumento más adecuado es un raspador lingual, que es muy fácil de utilizar aunque si no sabes cómo hacerlo o cómo limpiar tu lengua te recomendamos leer este artículo en el que explican diferentes formas de hacerlo y su paso a paso.

  1. No cepillar la cara interna de los dientes

Otra zona que se suele olvidar en el cepillado es la cara interna de los dientes. Pero es igual de importante que la parte exterior, porque a pesar de que no se vea en la sonrisa en la parte interna de las piezas dentales pueden aparecer caries y otro tipo de enfermedades.

Algunos expertos recomiendan dividir la dentadura en cuatro zonas y siempre cepillar en el mismo orden para crear una rutina y evitar que los dientes se cepillen de forma completa. Por ejemplo, puedes comenzar por la parte superior izquierda cepillando la parte interior y exterior, después continuar por la parte superior derecha, seguir por la parte inferior izquierda y por último la parte inferior derecha. Pero en todas zonas cepillar tanto por dentro como por fuera. Y si siempre sigues ese orden evitarás que se te olvide siempre la misma parte.

  1. Cepillar durante muy poco tiempo

No basta con cepillar durante unos segundos los dientes. Según los expertos para que el cepillado sea óptimo este debe durar al menos 2 minutos. Por lo que si eres de los que se lava los dientes rápidamente debes saber que estás cometiendo un error.

  1. Utilizar remedios caseros

Otro fallo común es emplear remedios caseros. Algunas personas deciden cepillarse los dientes con un poco de bicarbonato porque creen que de esta manera tendrás un tono más blanco y brillante. Pero es un auténtico error. Porque puede irritar las encías o favorecer la aparición de caries, entre otros problemas.

Si realmente quieres aclarar tus dientes o hacer que tengan un tono más blanco es mejor que apuestes por tratamientos profesionales que te garantizarán resultados sin afectar a tu salud. Como puede ser apostar por una limpieza profesional o un blanqueamiento dental.

  1. No usar hilo o seda

También es común no utilizar hilo o seda dental en el cepillado. Y estos productos permiten eliminar la suciedad que se almacena entre las piezas dentales y que es complicada de quitar con el cepillo tradicional.

  1. No cambiar de cepillo periódicamente

El cepillo de dientes o su cabezal (en el caso de los eléctricos) se debe cambiar cada 2 o 3 meses aproximadamente porque con el uso y el paso del tiempo las cerdas se debilitan y ya no cumplen bien su función. Por lo que si no renuevas cada dos o tres meses tu cepillo no estás cepillándote bien los dientes y cepillado no será la suficientemente eficaz para poder eliminar toda la suciedad.

  1. Sustituir el cepillado por colutorios

Y el último error habitual del que vamos a hablar en este artículo es que muchas personas sustituyen el cepillado por enjuagues con colutorios. Pero en ningún caso se debe realizar esto. El colutorio debe ser un complemento al cepillado, pero nunca debe sustituirlo porque el colutorio no permite eliminar toda la suciedad que se almacena en la cavidad bucal.

Además, es importante que pidas consejo a tu dentista de confianza sobre qué tipo de colutorio debes utilizar. Porque puede que haya algunos colutorios que no sean recomendable para tu dentadura. Por ejemplo, si apuestas por una mezcla rica en flúor y tú no necesitas este complemento puedes dañar tus dientes por exceso de flúor y provocar manchas en las piezas dentales u otros problemas.

Esperamos que conocer los 10 errores más comunes que se comenten durante el cepillado te ayude a mejorar tu técnica. Y en el caso de que cometas alguno de estos errores lo evites para poder realizar un correcto cepillado y disfrutar de una dentadura sana y bonita.

Publicaciones recientes

Comparte